aventura IB FB

Aunque es de las épocas más frías del año, elegir este mes de enero para visitar la isla de Mallorca es una opción perfecta e ideal para todos los que buscáis huir de la rutina y del estrés al abrigo de un destino natural en el que la tranquilidad es la máxima.

Con unos paisajes perfectos para cualquier tipo de deporte (running, trekking, trail y ciclismo) y unas playas ideales para caminar descalzo o para disfrutar de unas horas de lectura frente al mar, nuestra isla es -en estos meses de invierno- un lugar para disfrutar de un montón de actividades a las que no todos prestan atención en la época estival.

¿Te gustan los deportes extremos y la adrenalina? ¿Quieres divertirte sin renunciar a la naturaleza mallorquina? ¿Te apetece disfrutar de las bondades y de la oferta de nuestros parques temáticos de renombre internacional? Si es así, coge la mochila, llénate de ganas extra de pasarlo bien y vente con nosotros que hoy nos hemos puesto en modo aventurero.

Mar, aire y velocidad en estado puro

Todo lo que lees en el titular sumado a grandes dosis de adrenalina es lo que prometen deportes extremos como el kiteboarding (aka kitesurf o kitesurfing). Esta disciplina náutica no sólo está cada vez más de moda en Mallorca sino que cuenta con varios centros especializados en zonas concretas de la isla en las que el viento suele hacer acto de presencia.

Aunque se puede practicar casi en cualquier punto de nuestra geografía, lo ideal es iniciarse en la materia en las playas de Can Pastilla o en la bahía de Alcudia. ¿Por qué te recomendamos estas zonas? Además de sus condiciones perfectas, ambas zonas se llenan de riders que practican este deporte en fin de semana así que el colorido y la diversión están asegurados.

Tirolina en plena naturaleza

Si te gusta la naturaleza y las actividades al aire libre te recomendamos que no dejes de visitar el Jungle Parc de Santa Ponsa, en el municipio de Calvià.

Ubicado en el corazón de un frondoso bosque situado a muy poca distancia del archipiélago de las Malgrats, el Jungle Parc es un centro de ocio al aire libre en el que disfrutar de lanzamientos en tirolina, paseos por puentes movedizos y un largo etcétera. Más allá de ser una opción ideal para todos aquellos que viajan en familia, este parque es perfecto si has elegido viajar con tus amigos de toda la vida.

Apasionantes juegos de fuga

El último grito en ocio alternativo en Mallorca se llama juego de fuga o juego de escape. Este juego está indicado para fortalecer los vínculos entre compañeros (sí, el tan de moda “teambuilding”) y  consiste en encerrarte con tus amigos o tu familia en una habitación en la que hay que salir en menos de una hora usando (como llave) nuestro ingenio, las ecuaciones matemáticas y el trabajo en equipo.

Una actividad realmente divertida y original que podrás encontrar en varios puntos del casco histórico de Palma.

Nadando entre tiburones

Abierto todos los días del año y con miles de toneladas de agua salada, Palma Aquarium es uno de esos centros temáticos que no puedes dejar de ver en tus días de relax en Mallorca. Un acuario que es toda una referencia mundial y que puede enorgullecerse de tener en sus dominios el tanque de tiburones más profundo de Europa.

Aunque visitar todos y cada uno de sus acuarios es una idea genial (especialmente si eres un apasionado del mundo marino), te recomendamos que pruebes la experiencia de nadar entre tiburones, una de las actividades más increíbles del centro a la que podrás acceder en compañía de buzos profesionales expertos en el entorno marino.

Si bien el sol es casi una máxima en el invierno mallorquín, lo cierto es que la temperatura baja y los baños en la playa no son del todo apetecibles. Este hecho hace que contemplar actividades de ocio sean una alternativa perfecta para disfrutar de la adrenalina en esos días de estancia en la isla. Además de estar perfectamente conectados con las principales carreteras de la isla, estos centros que hoy te proponemos están a un paso de algunos de nuestros hoteles en Mallorca como el IBEROSTAR Suites Hotel Jardín del Sol -en Costa de la Calma- y el IBEROSTAR Cristina de Playa de Palma.