LLUM IB FB

Aunque es un talento poco valorado por muchos, lo cierto es que pocos dones son tan encantadores y agradecidos como el de saber hacer reír a lágrima viva a alguien sin pretenderlo, con un simple gesto o con un comentario improvisado. Llum Barrera, nuestra mallorquina ilustre de este mes, es capaz de hacerlo con una naturalidad incomparable y con una gracia única que la hace destacar en todo aquello en lo que participa.

Hablar de Llum Barrera (Alcúdia 1968) es hablar de una mujer que no siempre tuvo claro cuál sería el rumbo profesional que seguiría en su vida. Y es que muy pocos saben que una de nuestras actrices y humoristas más camaleónicas y auténticas es licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Estos estudios -lejos de aclarar sus dudas profesionales- sirvieron para ganar confianza, para forjarse una personalidad propia y para tomar contacto con las redacciones de los diarios nacionales y regionales en los que trabajaría como joven periodista. Diario de Mallorca y ABC (en su edición nacional) serían algunos de los más relevantes en su breve etapa como comunicadora.

Gracias al contacto entablado con gente del mundillo artístico (en parte gracias a su trabajo como periodista) y a su carácter extrovertido por naturaleza, Llum decidió lanzarse a la aventura teatral participando en proyectos muy destacados de compañías top como Els Comediants o Tricicle. ¿Su logro más relevante en esta parcela? Su papel en la obra El manual de la buena esposa, una pieza que se representó en un más de un centenar de teatros nacionales de relevancia.

Dicen que del teatro a la televisión apenas hay un paso, una afirmación que en el caso la mallorquina quedó comprobado. Con un centenar de funciones a sus espaldas y una experiencia que sólo se puede conseguir con años y más años de trabajo, Llum Barrera se coló en el reparto de series de gran audiencia como Aquí no hay quien viva o la mítica Hospital Central, algo así como la versión española de la estadounidense Urgencias.

Aunque todos sus proyectos televisivos iniciales sirvieron para “terminar de formarla en la profesión televisiva”, como ella misma confiesa, ninguno sería tan relevante como el de Pulseras Rojas, una serie inicialmente emitida en TV3 que meses después causaría sensación en la parrilla televisiva nacional por su calidad, su argumento y su excelente plantel de artistas; ese en el que Llum Barrera brillaba con luz propia con un papel duro pero auténtico.

Más allá de probar suerte en el cine con piezas independientes como la titulada “Diario de una ninfómana”, Barrera reconoce que el humor es parte de su vida de ahí que haya sido una de las concursantes más divertidas en la historia de programas como Tu cara me suena y Tu cara me suena mini (de Antena 3), El pueblo más divertido (en La 1) o en Zapeando, un programa de humor que se emite en las sobremesas de la Sexta.

Extrovertida, camaleónica y encantadora en el trato, Llum Barrera ha participado en diversos programas de radio siendo el titulado A Vivir -de Cadena Ser- el más destacado por su trayectoria y por ser uno de los que mayor audiencia tienen en las mañana del fin de semana. ¿Su último proyecto personal? Además de buscar tiempo extra para disfrutar de su isla (a la que -según confiesa- “adora”), nuestra mallorquina ha decidido retomar la pluma de sus años de periodistas para dar forma a su primer libro titulado Chica busca Chico: Manual de ligue de una mujer desesperada.