eco food IB FB

Dicen los expertos que somos lo que comemos, una afirmación que en Mallorca es casi una religión. Con una gastronomía autóctona y deliciosa, en la isla somos de buen comer y eso se nota en la carta de cada restaurante, en los menús diarios que nos regalan nuestras madres y abuelas y en esa forma de cocinar que pasa de madres a hijos.

Con esta premisa clara, es un hecho que a gastronomía en Mallorca alcanza todavía un grado más de excelencia y es que en la isla somos amantes de la comida sana, de los productos locales y de llenar nuestra despensa con todo aquello que procede de las huertas de nuestros vecinos.

Sí, somos de ir al mercado cada sábado con nuestra senalla (aka “cesta” en mallorquín) y de traernos las patatas de Sa Pobla y los tomates de Sineu. Y es que, sin pretenderlo, esa pasión por lo ecológico y lo natural continúa creciendo en Mallorca año tras año convirtiendo nuestra gastronomía en una auténtica referencia natural, sana y muy recomendable.

Marcas referentes de la gastronomía ecológica

En este camino de comer sano a todos los niveles, Mallorca está viviendo una edad dorada gracias a la llegada a la isla de supermercados de productos ecológicos de todo tipo -que venden desde refrescos a cereales (como el Supermercado Veritas, ubicado junto al museo de S´Olivar, en Palma)- y al nacimiento de marcas que apuestan por vender productos cien por cien ecológicos.

Más allá de nuestros vinos, artesanos a todos los niveles, y de otros tantos productos locales, en la isla se pueden encontrar aceites y sobrasadas cien por cien ecológicos (como los que elaboran en Ferrerico). Apto para todos aquellos que buscan disfrutar de una dieta perfecta y muy sana.

Nuestros mercados, toda una institución

Aunque es cierto que las tiendas de productos ecológicos se han puesto de moda casi de repente (al menos en Mallorca), nuestros mercados vienen apostando por la alimentación sana y ecológica desde hace muchos años. Si bien los mercados de los pueblos son el top en este aspecto (como el de Sineu, el de Pollença o el de Santa María), los grandes mercados de Palma -como Santa Catalina, Pere Garau o S´Olivar- cuentan con numerosos puestos en los que se vende el producto recién cogido de la huerta. Más sano y más ecológico imposible.

Si además de comprar frutas y verduras se quiere probar alguna de nuestras tradicionales cocas, nada mejor que visitar puestecitos auténticos como D´Origen, una tienda dentro del mercado de S´Olivar en el que venden vino mallorquín y cocas ecológicas.

Los mejores restaurantes con el sello “ecológico” de la isla

Uno de los fuertes de nuestra isla es la exquisitez y la calidad natural de nuestra materia prima. Esto hace que sean diversos los restaurantes de cocina ecológica que toman forma en Mallorca y es que cocinar de forma ecológica en la isla es casi habitual.

Si bien se pueden localizar en diversos puntos de la isla, los más conocidos (por su trayectoria) son La Molienda y Es Rebost en Palma, Es Ginebro en Inca y Ecosenalla, en Alaró.

Comer bien es una máxima en Mallorca. Con unos productos de altísima calidad y una forma de cocinar cien por cien tradicional, no es de extrañar que la cocina ecológica haya llegado con fuerza para quedarse y es que respeta esa filosofía en la cocina que todavía sigue pasando de padres a hijos. Conscientes de que los sabores son parte de la isla, en los hoteles en Mallorca de IBEROSTAR Hotels & Resort ofrecemos productos de primera calidad elaborados con productos locales. Eso sí, los que buscan disfrutar un extra de nuestra gastronomía no pueden dejar de probar las delicias del Sea Soul Restaurant & Lounge, en Playa de Palma.