29

A más de uno nos ha pasado: vas bajando por la A4 y antes de llegar a Jaén un cartel indica la próxima salida: Guarromán. ¿Cómo?, ¿guarro… qué? Muchos ya estamos acostumbrados y lo pasamos por alto, pero a los nuevos turistas no les deja indiferente.

Y éste no es el único caso, en España tenemos municipios con nombres de lo más variado y pintoresco: Malcocinado en Badajoz, Villapene en Lugo o Venta de Baños, en Palencia, son algunos de los ejemplos.

Hoy en Pasaporte a Andalucía te traemos una selección de los pueblos de nuestra tierra con los nombres más raros, ¿te animas a visitarlos todos?

Guarromán, ubicado en la provincia de Jaén, pertenece a la comarca de Sierra Morena y tiene casi 3.000 habitantes. La historia de su nombre es, contra todo pronóstico, una historia casi poética: el pueblo tomó prestado el nombre de una antigua venta junto a la que estaba situado, la Venta de Guadarromán. Este nombre procede del árabe “Wadi-r-rumman”, que significa “el río de los granados”, nombre que los árabes le dieron al río como el río Tamujoso, que fluía cerca de la venta.

La Mojonera es el más joven de los municipios almerienses. Se cree que su nombre hace referencia a la división de dos tahas (distritos administrativos) en la época nazarí, ya que los mojones son el término que se utiliza para designar a los postes de piedra o cualquier tipo de señal clavada en el suelo que sirva para marcar el límite de un territorio o una propiedad.

La Gangosa Vistasol es una localidad de la provincia de Almería que en los últimos años ha ganado popularidad; ha pasado de tener unos cientos de vecinos a casi llegar a los 10.000 en los últimos 35 años. Como curiosidad destacar que el mercado de Las Alhóndigas de La Gangosa fuese en los años 80 y 90 unos de los principales centros comercializadores de la agricultura almeriense.

Todos Aires, en Córdoba, no es sólo curioso por su nombre si no también por su número de habitantes: nada más y nada menos que 8. Respecto al origen de su nombre no hay una teoría clara, se cree que hace referencia a su ubicación geográfica que le permite recibir los vientos de los cuatro puntos cardinales.

Tocina es un municipio de la provincia de Sevilla. Su peculiar nombre procede del latín Tusciana, el cual ha ido evolucionando hasta nuestros días. Tocina es un pueblo que atrae visitantes durante la primera quincena de septiembre, cuando se celebran las conocidas Fiestas de la Función del Señor.

Y, para terminar, una curiosidad: la pequeña localidad jienense Venta de Pantalones recibió en el año 2015 una sentencia judicial a través de la cual se le obligaba a cambiar de nombre antes del 1 de Enero de 2016. ¿La razón? La denuncia de un ciudadano británico que alegaba que se trataba de publicidad engañosa.

Como veis, nuestra tierra está repleta de rincones curiosos que merecen la pena ser visitados. Si en tus próximas escapadas se encuentran las provincias de Cádiz, Málaga o Huelva, recuerda que en los hoteles de la cadena IBEROSTAR te ofrecemos las mejores comodidades y una ubicación idónea para alojarte y desconectar en tus días de turismo. ¡Te esperamos!