20

Nuestra querida Cádiz brilla con luz propia los 365 días del año pero, cuando se encienden los alumbrados navideños, se vuelve verdaderamente mágica. En esta época del año, visitar Cádiz es casi como introducirte en un cuento ambientado 2.000 años atrás, debido a la gran cantidad de pueblos que recrean el Belén de Judea con un realismo inigualable.

En estos Belenes vivientes encontramos todo lujo de detalles como los mercados, los escribanos o los artesanos realizando oficios ya perdidos, un escenario que te transportará a otra época y te hará sentir el espíritu navideño con más fuerza que nunca.

Como son muchas las localidades que realizan esta actividad, hoy te traemos una selección de los que no puedes perderte, aunque si tienes tiempo no hay nada como recorrer los pueblos blancos de Cádiz con su encanto innato sumado a esta bonita tradición.

El Belén viviente de Arcos de la Frontera es el más antiguo de todos y está declarado de interés turístico, además de ser considerado el mejor belén viviente de España. Está compuesto de unas treinta escenas que se recorren a través de preciosas callejuelas del casco histórico de Arcos en las que puedes sentir el calor de las hogueras y los olores típicos de la época. Está formado por unos 500 actores (la mayoría vecinos de la localidad) que se encargarán de recrear la escena del Nacimiento el día 17 de Diciembre en horario de tarde.

El Belén viviente de Medina Sidonia también es uno de los más populares. Tiene lugar el domingo anterior al día de Navidad, en este caso el 18 de Diciembre y sus 66 escenas están distribuidas a lo largo de las calles y plazas que componen el Conjunto Histórico-Artístico de la localidad. La representación recorre las tres puertas de entrada de la ciudad vieja: el arco de l Pastora y las puertas del Sol y de Belén. Más de 600 figurantes son los encargados de dar vida a esta recreación en la que encontramos el Nacimiento, el campamento de los Reyes Magos o la Oficina de Empadronamiento Romano entre otros.

Aunque los dos anteriores sean los más conocidos, la lista de localidades que se apuntan a esta tradición es muy extensa. Mención especial merecen también los belenes vivientes de El Gastor, Ubrique, Benamahoma  o Vejer de la Frontera, o los costeros de Tarifa, Chipiona y Algeciras. Y, sí te gustan los belenes, no podemos pasar por alto el increíble Belén de Chocolate de Rute que, aunque se encuentre en Córdoba, es toda una obra maestra de los artesanos de la zona que lo modelan cada año.

Con tantas opciones a elegir, ya no hay excusa para no visitar estas navidades los pueblos de la sierra de Cádiz y empaparte del espíritu navideño más profundo. Planifica ya tu viaje y recuerda que en IBEROSTAR contamos con dos magníficos hoteles en Cádiz (IBEROSTAR Royal Andalus e IBEROSTAR Andalucía Playa), en los que podrás alojarte durante estas fechas y vivir una navidad completamente mágica.