Tipos de leche

El calcio es uno de los minerales más importante para nuestro organismo, ya que ayuda a que tengamos unos huesos sanos y fuertes. De esta forma, somos bastante conscientes de la importancia de incluir en nuestra dieta productos lácteos, siendo uno de los principales protagonistas la leche.

Hace unos años al visitar el supermercado, habitualmente tan solo nos teníamos que preocupar en elegir entre leche fresca, entera, semidesnatada o desnatada. Sin embargo, hoy en día son muchos más los tipos de leches vegetales los que llenan los estantes de las tiendas y se suman a las cartas de las cafeterías. Pero, ¿qué les diferencia?

En este post de “Pasaporte a Tenerife”, hemos querido conocer la realidad de cada una de estas bebidas para, así, intentar averiguar cuál nos conviene más. Para ello, nos centraremos en tres tipos de leche vegetales que han ido ganando seguidores: soja, avena y almendras.

  • En primer lugar, la bebida de soja es una leche vegetal que destaca por sus propiedades nutricionales. Se obtiene a partir de agua y soja y, por tanto, tiene todos los aminoácidos esenciales para el cuerpo que aporta esta legumbre. Esta bebida es rica en proteínas, calcio, fósforo y vitaminas del grupo B. Además, contiene lecitina, una sustancia que evita sufrir problemas cardíacos y ayuda a mantener las arterias limpias. Tan solo hay que tener en cuenta que no se recomienda su consumo para niños menores de 5 años y que contiene una cantidad menor de nutrientes, por lo que algunos expertos aconsejan alternar su consumo con otras leches vegetales.
  • Por su parte, la bebida de avena, al igual que la de soja y almendras, realmente no es leche en sí misma, sino una bebida vegetal que contiene avena integral, sal marina, aceite de girasol sin refinar y agua. Se trata de una bebida bastante rica en nutrientes esenciales como la fibra, esencial para regular el tránsito intestinal; los hidratos de carbono, que aportan energía; o el alto contenido en vitaminas B, entre muchos otros. Pero lo que destaca especialmente de la leche de avena es que es una bebida fácilmente digerible, ideal para aquellos que sufran habitualmente de digestiones pesadas.
  • Por último, la bebida de almendras, contiene numerosas propiedades que favorecen al aparato digestivo. La leche de almendras tiene un alto contenido en potasio y un nivel de fibra soluble e insoluble que protege la pared del intestino, especialmente a favor del colon y, además, reduce los niveles de colesterol el doble que el consumo de aceite de oliva.

Algo que tienen en común estas tres bebidas es que es apta para vegetarianos, así como para intolerantes a la lactosa y hasta celiacos. ¿Cómo elegir? Como hemos descubierto hoy, todas tienen grandes beneficios así que solo queda probarlas y ver cuál nos gusta más.

Esperamos poder haber aclarado tus posibles dudas frente a las nuevas opciones de leches y, no te preocupes, porque cada vez son más los restaurantes que ofrecen estas variedades. Así que en tu próximo desayuno en uno de los increíbles buffets de IBEROSTAR Hotels & Resorts, consulta los tipos de leches disponibles y elige la que más te gusta.