ESP_Mallorca en Otoño

Quien piense que Mallorca no existe más allá del Verano y el sol y playa comete un inmenso error. Sí, es cierto, Mallorca es la isla del sol y del verano, pero también ese lugar mágico, cálido y acogedor al que escaparse para olvidar la rutina, desconectar del trabajo y reconciliarse con la naturaleza en cualquier época del año, pero sobretodo durante el Otoño.

Uno de los mejores enclaves para disfrutar de Mallorca en Otoño, cuando todavía la temperatura es agradable y podemos disfrutar al máximo de la naturaleza, es la Costa Norte.

Los ciclistas ya lo saben, Mallorca es ideal para la práctica de este deporte durante el otoño y el invierno, por lo que los mayores equipos europeos se preparan en la isla ya que encuentran las condiciones idóneas para el entrenamiento. Y si sois cicloturistas, disfrutareis de las rutas de la Costa Norte descubriendo pueblos como Valldemossa, Puigpunyent, Deià, Soller y Pollença,  entre otros.

Si preferís deportes menos exigentes, como el senderismo, la costa norte de Mallorca es ideal para ponerlo en práctica a tu ritmo, descubriréis parajes que os emocionarán, vistas impresionantes y comprobareis que Mallorca también es verde!

Y si sois más de estar tranquilos y relajados, podéis disfrutar de la gastronomía mallorquina en Otoño más que en ninguna otra época de año. En otoño la cocina mallorquina está protagonizada por las matanzas, la caza y la vendimia, y sus platos más tradicionales son a base de cerdo, liebre, tordos, conejo, o los fideos de vendimia, en mallorquín “fideus de veremar“. También en otoño aparecen en exclusividad pescados como la “llampuga” (exquisita con pimientos fritos y plato emblemático de esa época otoñal) y el “verderol“, que salen con las primeras lluvias de esa estación. No te pierdas la Fira de la LLampuga, que se celebra en Octubre en Cala Ratjada.

También aparecen en esta temporada los exquisitos “esclatasangs”, setas muy apreciadas en la Isla y exquisitas a la cazuela o “greixonera”. Los esclatasangs cuentan con jornadas gastronómicas propias, como la Fira de Esclatasangs de Mancor de la Vall.

Si os encanta curiosear y perdertos por mercadillos, podréis descubrir auténticas joyas escondidas en las decenas de puestos de mercado que se extienden a lo largo de las callejuelas y plazas de pueblos como Valldemossa, Alcudia, Can Picafort, Cala Ratjada, Artà o Pollença. Son famosos por su artesanía autóctona y sus productos gastronómicos de elaboración artesanal, así que ¡no dejéis de aceptar los productos que a buen seguro os darán a probar!

En definitiva, si buscáis un lugar perfecto para recargar pilas y llenar la maleta de vuelta a casa de buen humor para encarar el duro invierno, venid a disfrutar de la Costa Norte de Mallorca y podréis descansar, relajaros y cuidar cuerpo y mente al máximo.

 

“Los hoteles en Mallorca de IBEROSTAR Hotels & Resorts ponen al alcance del visitante las emociones más irresistibles que se pueden vivir en la isla mayor de las Baleares. La excelente ubicación de los hoteles IBEROSTAR en Mallorca, repartidos por toda la isla, constituye una oportunidad inigualable para descubrir todos sus secretos.”