María Artés

Nacida en Sevilla pero criada en Lucena, Córdoba, María Artés, “Lamorena”, lleva la música corriendo por sus venas prácticamente desde que nació. Ya desde muy pequeña actuaba y formaba parte del coro de la iglesia, hasta que en 2008 fue descubierta por el artista José Antonio Velasco Ruiz, “Maki”, con el que grabó sus primeros temas que tuvieron unas críticas inmejorables. En 2013, firmó un contrato con Warner Music y lanzó su primer álbum de estudio, “Lo que no sabéis de mí”, que posicionó el trabajo de la artista en los primeros puestos de la lista Promusicae y el cual está compuesto por canciones que María ha escrito desde los 15 años hasta la actualidad.

Su estilo es una mezcla entre pop, copla y flamenco, que hace su música no deje indiferente a nadie. Hoy en Pasaporte a Andalucía te acercamos un poquito más a esta joven artista sevillana y a su pasión por nuestra tierra.

Mi lugar preferido de Andalucía para desconectar es: El Rompido, en Huelva. Sus rincones marineros y el encanto de su gastronomía… ¡Me vuelven loca!

No me perdería nunca un paseo por: La Sierra de Huelva. Un paseo por Aracena y picos de Aroche es un bálsamo para la mente.

Ese rinconcito que nadie conoce pero que no deberían perderse es: La Cañada de los Pájaros, en La puebla del Río, mi pueblo sevillano. Un lugar para perderse  y recargar energías.

El restaurante al que siempre me encanta volver: El Restaurante La Mirta, en la Gran Vía de Huelva capital. Siempre ha sido uno de mis preferidos por calidad y atención.

Mi producto típico preferido de Andalucía es: Un buen flamenquín cordobés, que me recuerda a mi infancia en Lucena, junto a un buen vino.

• Un recuerdo inolvidable de mi vida en Andalucía: El día que conocí a Maki en un pueblecito de Córdoba (Espejo) con sólo 15 años y que me cambió la vida para siempre al comenzar mi sueño en la música.

• Un aroma de la zona: El jazmín me da buenos recuerdos.

El mejor momento del año en Andalucía es para mí: La navidad andaluza es mágica, y el reencuentro con los míos.

Lo que más echo de menos de mi tierra cuando estoy fuera de ella: La comida (risas).

La mejor cualidad de los andaluces es: La cercanía de sus gentes, que en cada concierto me brindan en cualquier lugar.