BRA_ El Faro de la Barra

La entrada de la Bahía de Todos los Santos estaba defendida por el imponente Fuerte de Santo Antonio, en cuyo interior se alzaba y se alza el Faro de Barra de 22 metros de altura pintado con bandas negras y blancas. Barra es la zona donde se juntan las aguas de la Bahía de Todos los Santos con las del océano atlántico.

En el s. XVII el puerto de Salvador era uno de los más importantes y transitados del continente. Desde allí partían embarcaciones que abastecían a Europa de azúcar, algodón, tabaco, maderas y otros artículos procedentes de Brasil. En 1668, el naufragio del galeón portugués Sacramento, en un banco de arena frente a la desembocadura del río Vermelho, hizo que las autoridades decidieran construir un faro en el lugar. El Faro de Barra se construyó en 1698 para el auxilio y la orientación de los navíos que arribaban a la Bahía de Todos los Santos. Fue el primer faro que se construyó en todo el continente suramericano, era conocido como Farol da Barra, Vigia da Barra, o Farol de Santo Antonio.

En un principio era una torre cuadrangular que disponía de una linterna de bronce acristalada alimentada por aceite de ballena. Actualmente sigue funcionando, solo que su torre es tronco-cónica y su sistema de iluminación es eléctrico.

El Faro de Barra es uno de los principales símbolos de la capital bahiana. Puede ser visitado, si vas tendrás que subir sus escaleras en espiral y podrás observar la maquinaria de su interior. Desde el faro disfrutarás de una de las más bellas vistas de Salvador de Bahía, y es muy recomendable que vayas al atardecer para ver una de las mejores puestas de sol de todo Brasil.

También vale la pena visitar el Museo Náutico de Bahía, dentro del Fuerte de Santo Antonio, donde se conservan antiguos objetos procedentes de naufragios.

Cuando vayas a Salvador, es imprescindible una visita a este famoso faro!

IBEROSTAR Hotels & Resorts cuenta con 2 complejos vacacionales de 5 estrellas con régimen de Todo Incluido en Salvador de Bahía: el hotel IBEROSTAR Praia Do Forte y el hotel IBEROSTAR Bahía.  Ambos hoteles acercan al visitante a unas vacaciones perfectas en Brasil en un bello entorno natural. Estos lujosos alojamientos ofrecen cómodas estancias, una gran variedad de restaurantes y bares, centros de spa,  piscinas y un completo programa de ocio y actividades deportivas. Además, el hotel IBEROSTAR Praia Do Forte y el hotel IBEROSTAR Bahía disponen de modernas intalaciones y salas para la celebración de eventos como reuniones de trabajo o bodas de ensueño”