BRA_Que hacer en un crucero por el Amazonas

El poderoso río Amazonas es el más caudaloso del mundo, con una cuenca de 7,05 millones de kilómetros cuadrados alcanza los 7.062 kilómetros de longitud. Con sus miles de afluentes recorre y da vida a la selva más grande del planeta, con el biosistema más variado que puedas imaginar. Un crucero por el río Amazonas te ofrece la posibilidad de adentrarte en su corazón y explorar las maravillas de este paraíso.

Hay dos estaciones en el Amazonas: la temporada de lluvias, de noviembre o diciembre a junio, y la temporada seca, de julio a diciembre. Durante la temporada de lluvias el río crece e inunda los bosques de las tierras bajas con lo que podrás llegar a lugares inaccesibles durante la estación de las aguas bajas. En la temporada seca las aguas retroceden y dejan expuestos senderos y playas. Es buen momento para el senderismo y la pesca y para el avistamiento de caimanes ya que compiten por la disminución de las fuentes de alimentos.

Prepárate a ver un mundo lleno de pájaros de colores de neón brillante, guacamayos escarlata, halcones majestuosos, elegantes garzas, perezosos de dos dedos, delfines de río, nutrias gigantes, anguilas eléctricas, anacondas, jaguares, monos juguetones, y millones de mariposas. La mayoría de los animales y aves rehuyen a la luz del día, todos son cautelosos y muchos son depredadores. Tendrás que observar pacientemente y pasar más tiempo en el bosque para dejar que se muestren.

Probarás tu suerte en la pesca de pirañas y disfrutarás de excursiones nocturnas en lancha bajo un manto de estrellas centelleantes para observar caimanes, serpientes y ranas de árbol.

Podrás hacer trekking y dar largas caminatas por sus bosques, visitar a las comunidades indígenas de la ribera, presenciar su cultura y tradiciones, y conocer los proyectos de conservación y sostenibilidad de la zona.

La floresta del Amazonas cuenta con más de 30.000 tipos de plantas, innumerables especies comestibles, oleaginosas, medicinales y colorantes. Donde conviven bosques de tierra firme con árboles gigantes como el castaño de Pará, el árbol del caucho, el guaraná; bosques de igapós (pantanos) con plantas acuáticas como la especie victoria regia (un nenúfar gigante); y la vegetación de la vega con sus heveas, sus palmeras y su jatobá.

En los afluentes rápidos podrás practicar rafting y kayak, pero es en los cursos más lentos del agua donde te esperan maravillas, porque podrás observar con detenimiento el paisaje.

Serás testigo de las excepcionales y maravillosas puestas de sol en las aguas del Amazonas, y por las noches conciliarás el sueño escuchando los coros de las aves de la selva.

El Amazonas es un paraíso a tu alcance si buscas vivir una aventura con toda la comodidad que un crucero puede ofrecerte!

 

“En la ciudad de Manaos (Estado de Amazonas) es donde IBEROSTAR atraca una de las joyas de su exclusivo grupo Grand Collection: el Grand Hotel-Ship Amazon, un hotel flotante de súper lujo, ‘all inclusive’ integral, para mayores de 10 años; sobre el cual podemos adentrarnos hacia los lugares más recónditos de la naturaleza y vivir, así, otra forma de aventura.”