Postre gota de agua

Puede que, a priori, no suene muy apetecible… “¿Cómo que si quiero comerme una gota de agua?”. Sí, sí, ya verán, no tiene tan mala pinta como parece. Sigan leyendo lo que les traemos hoy a Pasaporte a Tenerife y descubran este novedoso elemento culinario.

Este plato fue creado por Darren Wong, un chef neoyorquino que en 2014 creó un postre que parece una gota gigante de agua, inspirándose en el “mizu shingen mochi”, un pastelito tradicional de Japón. Su objetivo era llevar este famoso postre a Estados Unidos y, al ver que no podía hacerlo, se puso a trabajar duro para encontrar la forma de crearlo él mismo.

Este peculiar postre está formado por agar-agar (un compuesto parecido a la gelatina, pero que no tiene origen animal, y que se usa normalmente en la cocina asiática) y agua mineral. ¡Y se desintegra si se deja más de 30 minutos a temperatura ambiente! Que sea un producto tan frágil lo hace muy difícil de transportar: cada pastel de agua debe empaquetarse individualmente, con su capullo protector hasta que se le sirva al comensal.

Normalmente, se toma con harina de soja tostada o sirope de caña de azúcar, y tiene un sabor muy suave, casi no sabe a nada (¡es, al fin y al cabo, una gota de agua!), aunque su creador asegura que hay muy pocos alimentos que pongan en acción tantos sentidos a la vez. Esa fue la característica principal que le empujó a querer hacerlo él.

Parece que todavía quedan cientos de años para que podamos disfrutar de este plato, totalmente vegano y sin calorías, porque nos suena a concepto del futuro, pero no se engañen: el futuro ya está aquí. Ahora solo queda esperar a que llegue a España.

Mientras tanto, pueden disfrutar de la fabulosa gastronomía que pone a su disposición el servicio de restauración de la cadena IBEROSTAR Hotels&Resorts durante su estancia en uno de nuestros hoteles de Tenerife.