BRA_El hermoso Palacio de la Ópera de Manaos

Manaos, ciudad brasileña en el corazón del Amazonas, es una ciudad con casi cuatro siglos de historia cuyo periodo más importante se concentra en la época de la llamada Fiebre del Caucho, a la que esta urbe, hoy una de las más turísticas de Brasil, debe su rápido desarrollo.

Su envidiable y estratégico emplazamiento, en la confluencia del río Negro con el Amazonas, tuvo un papel fundamental en el proceso de convertir aquel pequeño fuerte portugués en esa ciudad que no tardaría en ser conocida como “el París de los trópicos”. Pero no sería hasta el siglo XIX cuando Manaos alcanzaría su máximo apogeo, para lo bueno, y para lo no tan bueno.

Entre las modernas construcciones que corresponden a una metrópoli de nuestra época, todavía esconde verdaderas  joyas de la arquitectura colonial; unas, excelentemente restauradas; otras, en un estado de decadencia tal que parece que fueran a desplomarse de un momento a otro. Todas con un mismo sabor.

Es el caso del Teatro Amazonas conocido también como Palacio de la Ópera fue erigido en pleno auge de la industria del caucho e inaugurado el día de fin de año  de 1896. Es un edificio impresionante, obra del arquitecto italiano Celestial Sacardim. Para realizar la obra se contó con los mejores y más lujosos materiales: muebles franceses, mármol de carrara, cristal de Murano, tejas de Alsacia, entre otros. La cúpula está recubierta de 36.000 azulejos multicolores.

 

Nota cinéfila: Este teatro aparece en la película Fitzcarraldo del director alemán Werner Herzog.

Iberostar Hotels & Resorts cuenta con un barco hotel de 5 estrellas en régimen de Todo Incluido en Manaos: el hotel Iberostar Grand Amazonque hace escala en diferentes puntos de la selva amazónica para realizar excursiones en pequeños barcos que exploran la densa vegetación virgen. Este barco hotel cuenta con cabinas dotadas del equipamiento más completo”