BRA_Consejos para hacer un crucero por el amazonas

Un crucero por el gigantesco río Amazonas es una de las mejores experiencias  que se pueden tener en la vida del viajero empedernido. La magnificencia de los ríos y los árboles, la increíble diversidad de naturaleza, la simplicidad y la hospitalidad de las personas, componen un escenario único donde podrás tener contacto y aprender sobre la última frontera de una vida todavía intacta.

Pero hay algunos consejos que no debes dejar de tener en cuenta para disfrutar cien por cien de esta hermosa aventura. Toma nota:

· Mosquitos: En toda zona húmeda como sabréis proliferan los insectos en general y los molestos mosquitos en particular. El río Amazonas al ser oscura no cuenta con una gran proliferación de mosquitos pero haberlos haylos,  así que como sin duda más vale prevenir que curar os recomendamos protegeros de un modo a la vez natural y eficaz: citronela.

· Bañador: Casi seguro que vuestro puerto de embarque será el de Manaus, y si de allí partís lo más probable es os lleven a un daros un baño en las playas fluviales del río Negro muy cerca de Manaus así que no os olvidéis del bañador.

· Vestimenta: Siempre ropa de algodón, nada de prendas sintéticas, se llevan fatal con la humedad! También es recomendable el zapato cerrado, nada de sandalias, zapatos abiertos ni por supuesto tacones. Para las incursiones por la costa, visita a poblados y sobre todo para caminatas por la selva, se impone tener una botas que cubran bien el tobillo o, incluso, botas de lluvia para el caso de caminar por terreno húmedo, suelo de hojas o con fango.

· Bloqueador solar y gorro: Aunque parezca obvio no está de más recordarlo.

· Respeto a los pueblos indígenas: Si tenemos la ocasión de visitar alguna comunidad indígena es esencial respetar a sus habitantes. Antes de tomar una foto o de grabar en vídeo hay que pedir permiso. Un tema bastante controvertido es el de si debemos o no pagar por las fotos. En los lugares más apartados, no acostumbrados al turismo masivo, la gente no suele pedir ninguna remuneración económica por tomarles fotos. Sin embargo, en los lugares más turísticos, pedir moneditas se ha convertido en toda una tradición. Vosotros mismo sois los que debéis decidir qué hacer pero hay que tener claro que si nos piden dinero hay que pagar o no hacer la foto. Habrá que evitar recolectar muestras de fauna o de flora autóctona ni llevar elementos que puedan contaminar.

· Prismáticos: Indispensables para espiar las cientos de especies de pájaros con plumas multicolor, mariposas únicas, monitos de ojos rojos o delfines rosados se pueden perder entre tanta hoja verde como tiene la selva amazónica, así que para no perder detalle nada mejor que unos buenos prismáticos.

¡Disfrutad del Amazonas!

 

“En la ciudad de Manaos (Estado de Amazonas) es donde IBEROSTAR atraca una de las joyas de su exclusivo grupo Grand Collection: el Grand Hotel-Ship Amazon, un hotel flotante de súper lujo, ‘all inclusive’ integral, para mayores de 10 años; sobre el cual podemos adentrarnos hacia los lugares más recónditos de la naturaleza y vivir, así, otra forma de aventura.”