BRA_Un magnífico desierto de dunas blancas y lagunas

Los Lençóis Maranhenses son, sin ninguna duda, uno de los lugares más maravillosos de Brasil. Si a su belleza indiscutible le unimos el hecho de que el turismo de masas todavía no ha llegado a la región, tenemos el destino perfecto. El Parque Nacional de los Lençóis Maranhenses, en el estado de Maranhão es una extensión de unos 300 kilómetros cuadrados de dunas blancas y lagunas que bien puede definirse como uno de los lugares más fascinantes del mundo.

Las dunas se extienden desde la costa hasta más de cincuenta kilómetros hacia el interior formando una sábana de arena completamente blanca de la que recibe el nombre: Lençóis Maranhenses. Los lugares imprescindibles que no podéis dejar de visitar son: los Lençóis cerca de Barreirinhas ,  los Pequenos Lençóis, en el camino hacia Atins; Caburé, Atins y los Lençóis cerca de Atins. También se pueden visitar los Lençóis desde Santo Amaro, que está en la parte occidental del parque y supone dar un gran rodeo.

Visitar este desierto puede parecer algo complicado, pero no lo es, ya que los humildes pueblos que lo rodean se han acostumbrado y adaptado a los turistas acogen con amabilidad a todo el que quiera visitarlos. En Barreirinhas, por ejemplo, hosterías, restaurantes donde comer los platos típicos de la región, y negocios de artesanía. Sus gentes, que durante años, casi hasta la declaración de Parque Nacional, vivían aisladas del mundo moderno, viven de forma sencilla y mantienen sus viejas costumbres, como pescar en los períodos de lluvias y trabajar en las fronteras del parque durante la estación seca.

La mejor época para ir a conocer los Lençóis va de junio a septiembre, cuando termina la estación de lluvias y las lagunas están llenas de agua. De septiembre hasta el fin de año llueve poco y por esa razón las lagunas se van secando hasta quedarse muchas de ella sin agua. En enero comienza la lluvia, que es muy intensa durante los meses que van de febrero a mayo, que es cuando se van llenando las lagunas.

 

 

Consejo importante: Cuidadito con el inmisericorde sol. No podéis entrar en los Lençóis sin embadurnaros de protector solar y con bastante agua – no hay ningún lugar donde comprarla en millas a la redonda -.

 

“Los hoteles en Brasil de IBEROSTAR Hotels & Resorts acercan al turista a vivir las emociones más irresistibles durante sus vacaciones en Brasil. La excelente ubicación de los hoteles IBEROSTAR en Salvador de Bahía y el barco hotel Grand Amazon con punto de atraque en Manaos constituye una oportunidad inigualable parar recorrer los rincones más bellos del país.”

 

 

 

img: superb wallpapers