CAR_¿No conoces la refrescante michelada

La michelada se popularizó en México durante los años 40, cuando la gente comenzó a mezclar la cerveza con salsas picantes. La historia de su origen tiene dos versiones: la primera corresponde a Michel Ésper, quien se dice inventó la bebida en el bar de un club deportivo de San Luis Potosí; con el tiempo, la preparación se conoció como “Michelada” en honor a su creador. Otra versión, la más simple, cuenta que el nombre no es más que la contracción de la frase “Mi cerveza helada”.

Sea cual sea realmente el origen de su nombre lo que es casi cierto es que que hay tantas formas de preparar la Michelada como mexicanos en edad de beber alcohol. Vale, puede que eso sea algo exagerado. Sin embargo, lo que es correcto afirmar es que es una bebida muy popular en México y -por lo mismo- posee varias versiones dependiendo del área del país donde se prepare y consuma. Ahora bien, la versión más estandarizada comprende un vaso grande al que se le humedece su parte superior con un limón partido y luego se impregna con una mezcla de sal y ají picante. Luego, se agrega hielo a gusto en este vaso (en algunas partes no se usa hielo) y a continuación se agrega un toque de salsa inglesa y otro de Tabasco, además de zumo de limón. Finalmente, se completa el vaso con una cerveza a elección (bien fría) y listo. Ahí tenemos la Michelada.

La michelada puede variar dependiendo del tipo de cerveza que se elija. Por su gran variedad de estilos y sabores, encontrarás en la michelada al perfecto acompañante de la comida mexicana. Las micheldas preparadas con cervezas claras ayudan a refrescar el paladar y no perder ningún sabor de los alimentos, por lo que puede ir mejor con una cochinita pibil, por ejemplo. Sin embargo, si eres de los que prefieren cervezas con más cuerpo, las cervezas oscuras con notas  achocolatadas y de café exaltan a la perfección los sabores robustos de platillos con gran personalidad, como el mole.

Lo que es seguro es que es imperdonable no probar una michelada en tu viaje a cualquier rincón de México. ¡Avisado estás! ;-)

 

 

“Los hoteles en México de IBEROSTAR Hotels & Resorts se encuentran en zonas privilegiadas para acercar a sus clientes todas las cualidades del país: se sitúan a escasos metros de las playas, rodeados de naturaleza y al alcance de la mano de los yacimientos arqueológicos más importantes”