MED_La inmensa basílica de San Esteban de Budapest

En tu visita a Budapest no debes saltarte por nada del mundo una visita a la Basílica de San Esteban, la construcción religiosa más grande del país – en su interior caben unas 8500 personas- y desde cuya torre sur podrás admirar una de las vistas más espectaculares de la ciudad de Budapest.

La catedral de San Esteban, situada en la parte de Pest, es conocida como “basílica”, aunque no se trata de una basílica en el sentido estricto de su arquitectura, ya que tiene planta de cruz griega. Su construcción, en estilo neoclásico, comenzó en 1851, con diseño de József Hild, y finalizó en 1905, año en que fue consagrada. Además de ostentar el récord de templo religioso más grande del país tal y como hemos comentado más arriba, San Esteban también ostenta el récord de tener la campana más grande del país.

La basílica está dedicada a San Esteban, primer rey de Hungría, y fue consagrada por un papa, en el año 1000, después de la conversión del país al catolicismo. En la capilla San Diestro se conserva como reliquia una mano momificada de San Esteban. Durante la Segunda Guerra Mundial muchos documentos importantes y obras de arte fueron almacenados aquí debido a lo robusto de sus muros.

Otra cosa que no os podéis perder es la basílica por la noche. Su iluminación y su solemne estampa bien merecen acercarse hasta ella. Y si además coincide con que vais a esta maravillosa ciudad en verano, no dejéis de visitarla de noche para escuchar alguno de los conciertos de órgano que allí se dan en esa época del año, disfrutareis de un concierto con una acústica perfecta.

Horarios de visita:

De lunes a viernes de 9:00 a 16:00 horas.

Sábados de 9:00 a 13:00 horas.

Domingos de 13:00 a 16:00 horas.

La torre abre todos los días de 10:00h a 18:00h.

 

Para hacer una pausa: La ciudad está llena de cafés interesantes, muchos de ellos históricos, pero especialmente curioso es el Alexandra Book Café, una librería magnífica en la avenida Andrassy (uno de los paseos más bellos del mundo, declarado Patrimonio de la Humanidad). En la parte superior hay un café lleno de dorados, marquetería y frescos restaurados, en el que a veces se dan conciertos. Un lugar perfecto para hacer una pausa cuando se recorre esta avenida en la que se sitúan alguno de los edificios más clásicos de la ciudad.

 

 

“IBEROSTAR Hotels & Resorts cuenta con un hotel en Budapest: el IBEROSTAR Grand Hotel Budapest, de 5 estrellas. Está situado en una zona privilegiada, rodeado de importantes edificios, embajadas y zonas comerciales. Fue construido en el año 2011 y sus habitaciones son de un lujo perfecto. Tiene además un completo centro spa para ofrecer toda el relax posible y sus instalaciones pueden albergar convenciones empresariales, viajes de incentivos u otro tipo de eventos profesionales en Budapest”