ESP_El triángulo del Arte de Madrid

Un paseo por los mejores museos de Madrid asegura una buena dosis de Síndrome de Stendhal. Ah, ¿no conoces el Síndrome de Stendhal? Pues eso es que no has entrado nunca en un museo con mayúsculas! Este síndrome se manifiesta de la siguiente forma: se acelera el pulso, la cabeza pierde su peso y una respiración entrecortada ahoga la garganta. Es la sacudida interna que pueden llegar a sufrir, o más bien disfrutar, las personas que contemplan una pieza de arte que de golpe y porrazo agita las emociones por su primorosa hermosura.

Madrid atrae cada año a millones de turistas de los cuales una gran cantidad de ellos no pueden evitar visitar el famoso Triángulo del Arte de Madrid, compuesto por el Museo Nacional del Prado, el Museo de Arte Thyssen-Bornemisza y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

De todos ellos el más famoso es el Museo del Prado: un museo que siempre te sorprende y nunca acabas de conocer del todo, por muchas veces que vayas. Alberga una de las colecciones de pintura más importantes del mundo, con lo mejor de las escuelas de pintura española, italiana y flamenca del período comprendido entre los siglos XII y XVIII. Brillan con luz propia cuadros como Las Meninas o La familia de Felipe IV de Velázquez, las Majas de Goya o el Jardín de las Delicias de El Bosco, además de obras de artistas de la talla de Tiziano, Rubens o El Greco.

En el camino entre el clasicismo del Prado y el arte contemporáneo del Reina Sofía, nos encontramos con un nexo perfecto de unión: el Museo Thyssen-Bornemisza. Un recorrido por la historia de la pintura europea desde sus inicios en el siglo XIII hasta el ocaso del siglo XX. En sus salas cuelgan obras de la gran historia de la pintura, desde los maestros italianos, pasando por el expresionismo alemán, el constructivismo ruso, el surrealismo tardío y la meticulosa frivolidad del universo y sensibilidad pop de los años 60. Ver a Alberto Durero y Paul Cèzanne a tan sólo un par de salas es sencillamente fantástico, pura historia del arte condensada. También realizan exposiciones temporales, algunas geniales.

Y el paradigma del arte moderno lo tenemos en el Museo Nacional Centro Reina Sofía, enteramente dedicado al arte moderno en todas sus disciplinas. La institución cuenta con aproximadamente 16.200 obras, que dan cabida a todo tipo de técnicas artísticas: en torno a 4.000 pinturas, más de 1.400 esculturas, casi 3.000 dibujos, más de 5.000 grabados, más de 2.600 fotografías, alrededor de 80 vídeos, una treintena de instalaciones y otras tantas vídeo-instalaciones, más de 100 piezas de artes decorativas y 30 de arquitectura.

Te aseguro que no te arrepentirás de este recorrido artístico. Evidentemente imposible visitarlos todos en un solo día, pero si te organizas seguro que consigues hacer una visita al famoso Triángulo del Arte. Y al acabar puedes ir a relajarte al Parque del Retiro, que se encuentra muy próximo y en él podrás pensar en las obras expuestas. ;-)

 

“El Hotel IBEROSTAR Las Letras Gran Vía es un hotel de vanguardia en la Gran Vía de Madrid, que transmite la personalidad de un alojamiento de literatos con servicios tan sugerentes como su alta cocina informal, sus habitaciones con Jacuzzi en terraza, gimnasio, aparcamiento cercano (con cargo) y Wi-Fi & Walk, entre otros.”