MED_El Budapest menos convencional

Budapest es una ciudad europea clásica, monumental y elegante. Pero existe otra cara de Budapest menos conocida, menos convencional, más vanguardista y muy, muy interesante. Aquí os enumeramos algunos de esos lugares que debes conocer además de los imprescindibles monumentos conocidos de la ciudad.

· Los “Ruin Bars”. Alguna vez os hemos hablado de ellos en este blog, los “ruin-bar” como indica su nombre son bares y/o restaurantes en estado bastante deplorable  con decoración ecléctica pero con mucho ambiente y con copas a precios baratos. La mayoría se sitúan en el barrio judío. Imprescindible una visita.

· Hospital in the Rock: Excavado bajo la colina de Buda aprovechando cuevas que ya existían, el Hospital in the Rock es una larguísima galería con diversas habitaciones que sirvió de hospital en la II Guerra Mundial y durante la revolución del 56. Después cerró “oficialmente”, pero continuó funcionando durante la guerra fría sin que la población lo supiera y permaneció preparado para atender a la población en caso de ataque nuclear. Hoy se muestra tal y como era con la ayuda de 100 figuras de cera que representan a médicos, soldados, heridos y enfermeras. El circuito incluye una visita a un refugio nuclear de la Guerra Fría. Realmente curioso y sin duda diferente.

· Clase particular de cocina húngara: En el famosísimo Mercado Central de la ciudad de Budapest, visita turística imprescindible, no debéis dejar de ir a la última planta del edificio y adentraros en el restaurante Bridge-Tours, en el que se puede participar en una clase de cocina húngara: podremos hacernos nuestro propio gulash, preparar unas crepes de requesón, o un struddel de amapola (en Hungría se llama retés). ¡Toda una experiencia!

· ¿Un poco de espeleología?: En el subsuelo de las colinas de Buda hay unas 160 cuevas con galerías de hasta 20 kilómetros. Algunas de ellas, como las de Pál-völgy –la cueva más grande del mundo–, Szemló´-hegyJózsef-hegy y Mátyás-hegy pueden visitarse. Se puede ir en autobús desde el centro de la ciudad. Pál-völgy es famosa por sus estalactitas y también por sus murciélagos. Experiencia no apta para claustrofóbicos.  ;-)

· El tren de los niños: Una de las muchas cosas curiosas que pueden hacerse en Budapest es viajar en un tren gestionado por niños. Realiza un paseo por las colinas de Buda con locomotora diésel, a una velocidad de unos 20 km/h tarda unos 40 minutos en realizar el recorrido completo. Hay que aclarar que no todos los trabajos los realizan niños. Por obvias cuestiones de seguridad el conductor del tren así como los mecánicos y el jefe de estación son adultos, pero los niños realizan la venta de tickets, revisores y personal de señalización. Click aquí para visitar su web y ver horarios y precios.

 

 

 

 

“IBEROSTAR Hotels & Resorts cuenta con un hotel en Budapest: el IBEROSTAR Grand Hotel Budapest, de 5 estrellas. Está situado en una zona privilegiada, rodeado de importantes edificios, embajadas y zonas comerciales. Fue construido en el año 2011 y sus habitaciones son de un lujo perfecto. Tiene además un completo centro spa para ofrecer toda el relax posible y sus instalaciones pueden albergar convenciones empresariales, viajes de incentivos u otro tipo de eventos profesionales en Budapest”