CAR_El espectacular Cenote dos Ojos

A estas alturas seguro que la mayoría de vosotros ya sabéis qué es un cenote, pero para aquellos más despistados os diremos que un cenote (del maya dzonoot: ‘hoyo con agua’) es una dolina inundada de origen kárstico. Existen varios tipos de cenotes: a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos o en gruta. Esta clasificación está directamente relacionada con la edad del cenote, siendo los cenotes maduros aquellos que se encuentran completamente abiertos y los más jóvenes los que todavía conservan su cúpula intacta. Los cenotes se formaron durante las épocas de bajada del nivel del mar durante los pulsos glaciares del Pleistoceno. Los cenotes son, en la mayor parte de los casos, ensanchamientos de complejas redes fluviales subterráneas, que en ocasiones se abren paso hasta el mar. En éstos, el agua marina, más densa que la dulce, puede penetrar por el el fondo del sistema freático. Por ello, hay cenotes en los que a partir de determinada profundidad el agua pasa de dulce a salada, incluso a muchos kilómetros de la costa.

Una vez hecha esta intro al mundo del cenote, queremos hablaros concretamente del famoso Cenote Dos Ojos. Dos Ojos es un cenote ubicado al sur de Playa del Carmen y al norte de Tulum, en el estado de Quintana Roo, México. La exploración de Dos Ojos se inició en 1986 y todavía no ha parado desde entonces. El nombre de Dos Ojos se refiere a dos cenotes vecinos que se conectan en una gran zona cavernosa compartida entre los dos y a la apariencia de dos grandes ojos. Dos Ojos se ha mantenido en el top 10, cuando no entre los 5 primeros, de los sistemas de cuevas bajo el agua más largos del mundo desde su descubrimiento.

La temperatura del agua es de 25°C durante todo el año y la profundidad máxima es de aproximadamente 10m en la zona de caverna. El agua es excepcionalmente clara, cristalina, debido a que el agua de lluvia se filtra a través de la piedra caliza, de extraordinaria pureza. Hay diversas variedades de peces que viven en la caverna, y al menos dos tipos de camarones de agua dulce. Además es posible avistar murciélagos en alguno de los pasajes aéreos, la llamada Bat Cave.

Bucear en Dos Ojos, en los cenotes en general, es una experiencia única en el mundo, un privilegio que permite al buceador adentrarse en las entrañas de la tierra en un viaje alucinante a los dominios del inframundo maya. ¿Te lo vas a perder?

 

Iberostar Hotels & Resorts cuenta con 2 hoteles de 5 estrellas en el área de Playa del Carmen. Tanto el hotel IBEROSTAR Tucán como el hotel IBEROSTAR Quetzal ofrecen alojamiento en régimen de Todo Incluido. Durante la estancia en cualquiera de estas propiedades IBEROSTAR los huéspedes podrán disfrutar de todas las comodidades que sólo hoteles de esta categoría pueden ofrecer: servicios de spa, deportes, la mejor gastronomía y habitaciones con encanto.”