Dolmen_Antequera

Se trata de uno de los espacios con más magia de la provincia de Málaga, un conjunto histórico con 5.800 años de antigüedad que se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de la zona, especialmente tras convertirse, el pasado 2015, en la única candidatura española a Patrimonio Mundial de la UNESCO.

A menos de una hora de trayecto desde el centro de Málaga, este conjunto de construcciones erigidas con rocas de 180 toneladas aún sigue siendo un misterio para los arqueólogos e investigadores, pues todos coinciden en que su función era la de albergar restos fúnebres de los habitantes, pero no se encontraron en la zona ni cuerpos ni cenizas. Incluso programas de televisión, como Cuarto Milenio, se han acercado a explorar la zona y sacar conclusiones a raíz de símbolos encontrados, pero que aún no han podido descifrar.

El conjunto está compuesto por los dólmenes de Menga, Viera y El Romeral, y está rodeado por el Paraje Natural de El Torcal, famoso por la caprichosa forma de sus rocas calizas, que conforman uno de los paisajes cársticos más importantes de Europa.

El dolmen de Menga, que pudo ser construido en el año 2.500 A.C. y con una extensión de 25 metros de largo, es el conjunto de dólmenes más grande de Europa, superando al reconocido Stonehenge.  Toda una atracción, sin duda, para la vista y, por supuesto, para empaparnos de toda la cultura e historia que ofrecen y que seguro que muchos aún desconocíais.

Os proponemos este plan como la opción perfecta para combinar con vuestras escapadas a Iberostar Málaga Playa, ya que, además, ofrecen visitas guiadas por todo el conjunto arqueológico de los dólmenes, que terminan en el casco histórico de Antequera, donde poder contemplar, entre otros edificios históricos, su espectacular Real Colegiata de Santa María.