andreu-genestra-restaurante

La gastronomía está viviendo un auge innegable en toda España. Coleccionar recetas, apuntarse a cursos, probar suerte con la elaboración de pan artesanal, una apuesta cada vez más clara por los productos de siempre y un gusto cada vez más refinado por parte de la sociedad son síntomas patentes de que todo lo que rodea a lo gastronómico está de moda. Mallorca lo sabe bien porque desde hace años, en la isla, varios restaurantes presumen de estar destacados en la famosa Guía Michelín con estrellas que brillan por sí mismas.

En total, para 2016, 7 restaurantes de Mallorca lucen este distintivo y algunos, como es el caso del restaurante Zaranda de Es Capdellà, han cautivado tanto a los expertos que suma ya dos. Es, de hecho, uno de los espacios gastronómicos de la isla más exclusivos. Además de estar ubicado en un entorno de auténtico lujo, su chef, Fernando Pérez Arellano, ha sabido combinar las técnicas culinarias más innovadoras y sorprendentes sin renunciar a la más pura tradición. Sus platos siempre están elaborados con productos de la tierra y de temporada, cambiando según la época del año y cuidado cada elemento para poder ofrecer un abanico de sabores tan excelso como para llevar desde 2006 conservando una Estrella Michelín, a la que ahora se añade la segunda.

Pero Pérez Arellano no es el único genio de la cocina que ha sentado su base en la isla. Otra de las grandes figuras clásicas de la gastronomía de Mallorca es Tomeu Caldentey, el primer chef mallorquín que obtuvo una Estrella Michelín y que, a día de hoy, la conserva intacta en el espectacular restaurante que gestiona en Sa Coma, la costa este de Mallorca. El restaurante Bou (hasta hace poco Es Molí d’en Bou) es la referencia inevitable que todos los locales señalan cuando uno habla en Mallorca de gastronomía de elite, por algo lleva más de 13 años luciendo estrella.

Junto a estos dos restaurantes pioneros, aparecen también reconocidos con la Estrella Michelín 2016 el espacio gastronómico de Andreu Genestra, en Capdepera, donde, además de disfrutar de una exquisita cocina de tradición y raíces, el comensal se puede deleitar con las maravillosas vistas al castillo de la localidad que ofrece el restaurante. Todo lo que se cocina viene del propio huerto de Genestra, un plus que hace que cada plato tenga un sabor insuperable.

No podía faltar tampoco Es Racó des Teix, en Deià, con el alemán Josef Sauerschell al frente de sus fogones; el clásico Simply Fosh de Marc Fosh, en pleno centro de Palma; Es Fum, en la hermosa Costa d’en Blanes, y Jardín, el espacio de Macarena de Castro en Puerto de Alcudia donde uno puede dejarse llevar por los sabores y la belleza del mar en un solo bocado.

Para 2016, España ha logrado conseguir que casi 200 restaurantes en todo el territorio nacional luzcan su propia Estrella Michelín. De todos, 8 suman ya un total de 3 estrellas; 20 se distinguen con 2 y 146 lucen una. EN IBEROSTAR Hotels & Resorts cuidamos al máximo la gastronomía y, por ello, hemos lanzado propuestas diferentes que han viajado desde nuestros hoteles en Mallorca a los del resto de España en lo que hemos llamado Chef On Tour, una oportunidad de saborear y conocer lo mejor de la cocina de nuestro país de la mano de los mejores cocineros.