MED_La cocina tradicional marroquí ataca los sentidos

La cocina marroquí es una mezcla de gastronomías procedentes de diferentes culturas como los bereberes, moriscos, Oriente Medio, mediterráneo y africano, pero posee una personalidad propia ya que nunca recibió influencia turca a diferencia de las demás cocinas del Magreb.

La cocina marroquí es una de las más sensuales del mundo, ataca directamente los sentidos, con un olor y un sabor que no muchas cocinas internacionales son capaces de conseguir. A la vez es muy sencilla en su elaboración, muy familiar, y como dice un proverbio marroquí: “durante la comida, no se habla”. Con la excepción del cous-cous que suele comerse habitualmente con cuchara, los marroquíes suelen comer con los tres dedos de su mano derecha.

Su rasgo principal es el uso magistral que hacen de lo dulce y lo salado. Los ingredientes utilizados en los platos tradicionales de Marruecos son diversos, destacándose las hortalizas, verduras, las carnes, las legumbres y las especias.

El contraste de sabores es habitual en la gastronomía de Marruecos. Algunos de los platos principales son la Harira, una sopa basada en legumbres, hortalizas y condimentos, además de carne. Otro plato típico es el Tajine, basado en carne o pescado, acompañado de diferentes tipos de verdura.

La Pastela, basado en hojaldre y carne, también es un plato exquisito, como el Cuscús, receta que combina pollo y cordero en lo referente a carnes, junto con verduras, sémola y huevos. También se destacan las ensaladas de verduras, con que se acompañan muchos platos tradicionales.

Los postres de la gastronomía marroquí son deliciosos. La miel, los pistachos, las frutas secas como nueces y almendras, son los ingredientes principales. En tanto a las bebidas, la cerveza y el vino son las habituales; en tanto el té de menta es una bebida típica

La comida es un acto hospitalario y cuando se invita a comer a un viajero es un acto formal de gratitud. Se le suele reservar una de las mejores posiciones en la mesa. El té con menta y la comida se ofrecen al visitante según entran por la puerta de casa, y la negación fuerte por parte del visitante se considera un acto rudo, así que ya lo sabéis, jamás rechacéis un té cuando os lo ofrezcan!

 

 

 

Los hoteles que IBEROSTAR Hotels & Resorts tiene en Marruecos son oasis de lujo y confort de 4 y 5 estrellas, donde los huéspedes encontrarán todo lo que buscan durante su estancia. Disponen de acogedoras habitaciones y servicios de gastronomía, deportes y entretenimiento para todos los gustos.”