Ses fonts ufanes foto Alberto Vera Elmundo

La lluvia es bonita un rato, sobre todo los días de invierno en los que uno puede quedarse tranquilamente en casa disfrutando del sofá, una buena película y las añoradas mantas. Pero a los mallorquines no nos gusta demasiado… A pesar de que la isla es uno de esos territorios privilegiados por un clima suave en el que casi siempre sale el sol, incluso en el mismo día y tras una fuerte tormenta, en esta época del año empezamos a tener largas jornadas de chaparrones que nos hacen echar terriblemente de menos el verano.

Sin embargo, la lluvia tiene sus cosas buenas. Sí, sí, de verdad. Por ejemplo, es la que nos permite poder disfrutar de uno de los parajes más bonitos de Mallorca: Ses Fonts Ufanes.

 

Se trata de uno de los fenómenos naturales más asombrosos de la isla, son fuentes de agua que brotan de forma repentina del subsuelo y que tan lugar a un espectáculo hidrológico único durante los meses más fríos del año. Es un lugar perfecto para programar una excursión de fin de semana con los niños o una ruta con amigos, ya que el sendero que lleva a Ses Fonts Ufanes es muy sencillo, de tan solo unos 20 minutos y con escasa pendiente.

Estas peculiares fuentes se encuentran en la finca pública de Gabellí Petit en el municipio de Campanet, en la zona norte de Mallorca, envueltas por un hermoso bosque de encinas y al pie de las laderas de las montañas de la Tramuntana. De hecho, este espacio natural protegido es el resultado de la acumulación de agua filtrada tras un par de días de lluvias que bajan del Puig Tomir y sobrepasan la capacidad del acuífero subterráneo haciendo que broten de forma espontánea y con gran fuerza al exterior.

Este agua que brota con tal fuerza que parece sobrenatural recorre después en calma toda la zona de valle y campiña, pasando por Sa Pobla y acabando en el humedal de S’Albufera, en Muro, en su dirección al mar Mediterráneo, alimentando los cultivos y huertas mallorquinas que llenan de color y vida esta zona del norte de la isla.

 

El monumento natural de Ses Fonst Ufanes se puede visitar cualquier día del año en horario de 10 a 17 horas, pero para garantizarse el espectáculo, lo mejor es ir después de una semana de lluvias. Aunque Ses Fonts Ufanes están dentro de una finca que durante décadas fue propiedad privada, desde 2005 el Govern adquirió los terrenos y ahora el acceso es, por fin, libre. Para acercarse, se puede ir en coche hasta la zona de la ermita de San Miguel, en Campanet, y, desde ahí, caminar un ratito hasta la entrada. Desde el inicio, el sendero es fácil, sin zonas escarpadas ni subidas exigentes. Hay zonas en las que pararse a merendar disfrutando de la protección que da el bosque y del encanto mágico que ofrece.

 

Si estás alojado en alguno de los hoteles en Mallorca que IBEROSTAR Hotels & Resorts ofrece en Playa de Muro estarás en este paraje natural en tan solo 10-15 minutos. Desde los hoteles en Palma, el trayecto es un poco más largo, pero no llega ni a 45 minutos. Para aparcar es sencillo cerca de la ermita, eso sí, si es domingo el día elegido, lo mejor es ir temprano.