BRA_Salvador de Bahía

Nada más poner un pie en Salvador de Bahía notas en los rostros de sus gentes, tan mezcladas a lo largo de los siglos que ya no se puede saber de ellos lo que queda de blancos, de indios o de negros, notas, decía, este mestizaje cultural y a la vez un poco místico que ha convertido Salvador en una ciudad tan hospitalaria que nada más llegar uno siente que lleva en ella toda la vida.

Inevitable ponerte a hablar con alguien en cada esquina, desde con el hombre que pinta cuadritos de colores vivos hasta con la bahiana vestida de blanco que vende acarajés o con la ancianita arrugada como una pasa y de sonrisa sin dientes que te ofrece una pulsera de la suerte…

Toda la región de Bahía es así, con gentes amigables y un paraíso tropical en el que perderse del mundo al ritmo de la bossa nova. De Salvador hacia el norte las playas se multiplican llegando a una pequeña villa llamada Praia do Forte donde las tortugas la han elegido para poner allí sus huevos. Es una experiencia inolvidable, al tiempo que se disfruta de una refrescante agua de coco o de una buena caipirinha. No hay nada que no tenga Salvador. Aquí nació la capoeira cuando los esclavos simulaban una danza porque estaban prohibidas las luchas; de aquí salió la samba de roda que después tan famoso hizo al carnaval de Rio de Janeiro. El Carnaval de Salvador es diferente, es de la calle, de la gente, participativo.

Recorriendo las calles de Salvador te inundan las buenas vibraciones y sientes sensaciones que no se pueden describir. Hay que vivirlas. Y para eso hay que ir hasta allí. Bien merece la pena.

Sabores bahianos: no debes dejar de probar las moquecas de pescado hechas con aceite de dendé, los acarajés, la vatapá, el caruru, las cocadas o los quindins…

IBEROSTAR Hotels & Resorts cuenta con 2 complejos vacacionales de 5 estrellas con régimen de Todo Incluido en Salvador de Bahía: el hotel IBEROSTAR Praia Do Forte y el hotel IBEROSTAR Bahía.  Ambos hoteles acercan al visitante a unas vacaciones perfectas en Brasil en un bello entorno natural. Estos lujosos alojamientos ofrecen cómodas estancias, una gran variedad de restaurantes y bares, centros de spa,  piscinas y un completo programa de ocio y actividades deportivas. “