MED_La maravillosa tradición de los baños termales en el norte de África

Por todo el territorio norteafricano podemos encontrar cientos de estaciones termales, siendo países como Túnez y Marruecos los mayores exponentes de dicha costumbre. De hecho, el agua surge en los lugares más insospechados, aguas con importantes beneficios medicinales que han hecho que por ejemplo Túnez cuente con un importante turismo termal que quiere aprovechar esas aguas minero medicinales capaces de tratar múltiples afecciones, desde el estrés hasta dolencias dermatológicas o aquellas relacionadas con el aparato locomotor.

Las ciudades balnearias más importantes de Túnez son la localidad costera de Korkobous, cerca de Hammamet, con sus famosas siete fuentes, y el pequeño pueblo de Hamman Mellegue, entre Le Kef y Mahdia, con sus magníficos baños árabes de origen romano, toda una experiencia.

En Marruecos se llama hammam marroquí a un servicio de estética corporal típico de Marruecos que por su espectacular resultado ha dado la vuelta al mundo y puedes encontrarlo en muchos países fuera de su origen.

Lejos de las funciones terapéuticas , se encuentra la función social, propia de la cultura que lo nutrió. Claramente existen hammams para hombres, pero por alguna razón tiene más cautivado al público femenino. Su origen se remonta a las aguas termales romanas,  logrando más tarde expandirse a lo largo y ancho de todo el imperio Otomano.

El secreto es el jabón negro o beldi , hecho de aceite de oliva negra y con propiedades exfoliantes naturales importantes. El Beldi se aplica generosamente a la piel, se deja actuar unos 10 minutos y la piel está preparada para una exfoliación intensa con el guante negro o kassa.

En definitiva, por muy sano que estés, seguro que encuentras en Túnez o Marruecos una fuente de salud que como mínimo te va a relajar y hacerte sentir un gran bienestar, que no es poco. Una experiencia refrescante y renovadora que no puedes perderte.

 

“Los hoteles en Túnez de IBEROSTAR Hotels & Resorts acercan al turista a vivir  experiencias únicas durante sus vacaciones en este país. La excelente ubicación de los hoteles IBEROSTAR en Djerba, Hammamet, Mahdia, Sousse, Zarzis y Tozeur constituye la mejor oportunidad de conocer en profundidad un país de gran cultura y belleza natural.”