mallorca verano festes

Agosto en Mallorca es una verbena perpetua. No hay fin de semana libre si uno quiere recorrerlas y participar en todas: los pueblos de la isla, de Norte a Sur y de Este a Oeste sacan las guirnaldas y adornan sus calles y plazas para celebrar el sol, el verano, la vida y sus fiestas más tradicionales.

Cenas en la calle a la luz de las estrellas; festivales de música de todos los estilos (rock, jazz, folk, pop internacional…); conciertos al aire libre en la plaza del pueblo con djs hasta el amanecer; pasacalles, bailes tradicionales, cossiers, dimonis… La cultura popular toma las calles y todo se llena de color, sabor y alegría. De lunes a domingo, sin descanso.

El primer fin de semana, de hecho, se estrenó con la tradicional subida de Lluc a peu, una de las peregrinaciones más famosas de Mallorca que, año tras año, congrega a niños, jóvenes y mayores para realizar un recorrido nocturno hasta el monasterio de Lluc, uno de los lugares más hermosos de la Tramuntana. Aunque no es una verbena al uso, sí es una auténtica fiesta ya que, aunque exige un esfuerzo a los caminantes, las risas y el ambiente festivo nunca falta.

El pasado fueron las fiestas de Vilafranca y Alaró y en cada uno de los pueblos se organizaron festivales de música y cultura a los que acudieron locales, turistas y curiosos desde todos los puntos de la isla. El Monkey Roll Fest, uno de los clásicos del verano mallorquín, reunió en Alaró coches de época americanos, mercadillo rockero y todo un elenco de grupos de rock que hicieron bailar a todos los asistentes durante toda la jornada. Por la noche, le tocó el turno a la verbena, más ecléctica y animada que nunca.

En Vilafranca, además de bailes tradicionales y deliciosa gastronomía, los amantes de la música independiente tuvieron su fiesta del verano en el Melonfest, que subió al escenario a artistas de la talla de La Bien Querida y a algunos de los mejores djs nacionales, encargados de cerrar la fiesta con baile hasta el alba.

Hoy se celebrará en Palma el Verbena Outdoor de Son Fusteret, en un gran espacio ubicado a las afueras de la capital, en cuyo escenario sonarán desde las 18.30 horas bandas mallorquinas, madrileñas y barcelonesas como La Pegatina o los Chelsea Boots. Música y ambiente juvenil para animar el verano en la ciudad.

Para celebrar el puente de agosto, nada mejor que acercarse a Montuiri para ver a los tradicionales Cossiers recorrer las calles del pueblo. Se trata de una de las citas con más arraigo en Mallorca y más vistosas: un grupo de figuras masculinas vestidos de color blanco y cintas de colores que bailan alrededor de una chica, que es la que los coordina. Los bailes se hacen delante de la casa de la chica, ante los edificios institucionales y en la plaza Mayor del pueblo. El más famoso es el baile de los pañuelos (Ball dels mocadors).

Alrededor del 15 de agosto se celebran las fiestas grandes en numerosos pueblos, siendo algunas de las más famosas las de la Mare de Deu de Agost de Can Picafort, que se prolongan durante más de 10 días con todo tipo de actividades diurnas y nocturnas, para niños y mayores. Si estás alojado en alguno de los hoteles en Playa de Muro o Alcudia de IBEROSTAR Hotels & Resorts estarás a un paso y podrás disfrutar de algunos de los eventos más auténticos y populares de toda la isla.

Felanitx toma el relevo en la última quincena de agosto, con sus fiestas grandes que incluyen todo tipo de citas culturales: arte, bailes típicos, teatro, talleres para niños… y hasta un festival de música electrónica. Pero las alternativas son infinitas y en cualquier punto de la isla podrás encontrar la animación necesaria para disfrutar de experiencias inolvidables que llenen tu verano de momentos para recordar siempre.

Para consultar las fiestas y verbenas de los diferentes pueblos de Mallorca, lo mejor es que te hagas con la revista Youthing que encontrarás en la mayor parte de los bares y restaurantes de Palma. En ella se recogen, además de las fiestas populares, todas las actividades culturales, musicales y artísticas que se celebran en la isla cada 15 días. Asimismo, otra opción es acudir a la página web del ayuntamiento cerca del que estés alojado y consultes su agenda de actos, seguro que tendrás más de un plan esperándote.