na burguesa mirador mallorca

Si has venido a Mallorca alguna vez seguro que, cuando has vuelto a tu ciudad de origen, has dicho eso de “Mallorca es una postal”…pues sí, así es A su amalgama de contrastes (de mar y montaña) nuestra isla te ofrece además un plan único y muy veraniego que no puedes dejar escapar si tienes pensado exprimirla al máximo antes de partir: Sí o sí tienes que ver algunas de las zonas más bonitas desde las zonas altas de su geografía.

Llena el coche de combustible, llena tu mochila con comida y agua fresca porque la ruta promete. Vayas por la Tramuntana o cerca de Alcùdia, Mallorca tiene para ti infinidad de miradores naturales entre los árboles o en los propios rellanos de las pequeñas y angostas carreteras que te ofrecen estampas dignas de una postal turística.

Un buen plan puede ser empezar la ruta por el mirador principal de Palmar, el Castillo de Bellver. Desde esta zona alta no sólo podrás ver la totalidad de la capital mallorquina si no que si apuras (mejor con la ayuda de unos buenos prismáticos) podrás ver otras zonas más alejadas como Cala Blava o el Puig de Randa.

Dejando atrás la capital, seguir la carretera MA-10 es otra buenísima opción. Siguiendo el rumbo te toparás -casi por arte de magia- con el mítico Mirador de las Ánimas (o Torre Verger), situado entre las zonas de Banyalbufar y Estellencs. Un lugar especial con historias únicas en donde las puestas de sol y las panorámicas son únicas y casi obligadas.

¿Que te quedas con ganas de más? Pues toma buena nota porque toca ver el plano general (desde las alturas, como no) de una de las zonas más bonitas de Mallorca: El Puerto de Sóller, una de esas estampas costeras con las que te sorprende la bajada de la Tramuntana. Para sentirlo en todo su esplendor la mejor opción es disfrutar de las vistas que te ofrece el Mirador de Ses Barques. En este punto, el término “impresionante” se queda corto.

Tomando de nuevo la ruta de la carretera MA10 (altamente recomendable) nos toca otro punto imprescindible en nuestra lista de “cosas que no te debes perder si vienes a Mallorca”: El Cabo Formentor, una de las vistas “estrella” de Mallorca. Para sacar las mejores fotos no olvides llegar hasta el Mirador d´Es Colomer (o Mirador de Mal Pas). Desde él podrás ver la impresionante Bahía de Alcùdia (la más al norte de la isla) o incluso algunas zonas de la isla de Menorca. Un must en toda regla y sin discusión :)

Pero no todo es costa en Mallorca, la isla esconde una impresionante campiña que no debes dejar de ver y de recomendar a tu vuelta. La mejor zona para ver eso que en la isla llamamos el Pla de Mallorca (la llanura) es el Santuario de Cura, en el Puig de Randa. Sólo el viaje hasta Randa ya merece la pena… Sus callejuelas estrechas y empinadas, el olor a leña y sus colores son casi únicos así que poner el broche de oro visitando y disfrutando de esa vista tan mallorquina es una opción perfecta.

Aunque todas son ideales, si vienes a Mallorca no te puedes perder la mítica vista desde el Mirador del Mal Pas para disfrutar de Cabo Formentor en todo su esplendor. A pocos kilómetros la cadena IBEROSTAR Hotels & Resorts dispone varios hoteles como el IBEROSTAR Alcudia Park o el IBEROSTAR Ciudad Blanca.