Receta conejo

La calidad de la gastronomía canaria y de los productos locales es un hecho. Normalmente, las abuelas y las madres canarias son las expertas encargadas de preparar los mejores manjares para alimentar a toda la familia. Sin embargo, son cada vez más los tinerfeños que se interesan en llegar a ser los mejores chefs.

El Aula de Cocina del Mencey de IBEROSTAR Grand Hotel Mencey ha sido testigo en los últimos meses del interés existente en las islas en conocer los trucos que esconde la cocina, logrando completar el aforo de sus cursos de elaboración de panes artesanos, pastas y salsas, zumos antiox y sushis. Por todo ello, hoy os ofrecemos la receta de un plato tradicional canario: el conejo al salmorejo. Un plato ideal para acompañar con unas papas negras y un buen vino. ¿Te atreves a hacerlo en casa?

Comencemos, los ingredientes necesarios parar elaborar un exquisito conejo al salmorejo son: sin duda, el conejo entero, una cabeza de ajo, aceite, pimentón, pimienta picona, laurel, orégano, romero, tomillo, vinagre, vino y sal gorda. Sin olvidar uno de los ingredientes claves para el éxito en el salmorejo: el tiempo.

Una vez tengas todos los ingredientes, comenzamos:

  • Cortamos el conejo en trozos grandes, esencial que no sean muy pequeños para evitar que se queden muchos huesos sueltos. Los trozos se meten en un recipiente y lo salamos con sal gorda.
  • Por otro lado, para preparar el salmorejo molemos la cabeza de ajo en un mortero, añadiéndole un poco de sal gorda. Una vez se haya molido, se añade el pimiento y la pimienta picona y se sigue machacando. Cuando todo esté cohesionado, se añade una cantidad generosa de aceite y un poco menos de vinagre y revolvemos.
  • Una vez realizado el majado, lo echamos sobre la carne, extendiéndolo bien y dándole varias vueltas para que coja bien el sabor. A todo ello, le añadimos un vaso de vino blanco, una hoja de laurel, tomillo y romero.
  • Con todo añadido, lo dejamos en un recipiente cubierto con un paño durante varias horas (entre ocho y doce es lo más recomendable)
  • Finalmente, calienta una abundante cantidad de aceite en la sartén para freír el conejo. Hay que tener en cuenta que las piezas se deben de hacer de poco en poco. Una vez estén freidas todas, se recomienda calentarla salsa que sobra y echarla en otro caldero para darle un hervor final hasta que llegue q estar en el punto perfecto.

¿Suena exquisito, verdad? Pues ya tienes todas las claves para probar a hacerlo en casa y unirte a la moda de volverte un cocinillas, ¿te animas a probarlo?