Huele a fruta, a tomates frescos, a aceite de oliva y a queso. Huele a casa, a sabor auténtico, a calma y a tradición y todo aparece envuelto en un abanico de colores que brillan bajo el sol decorando la plaza, animando a la gente a revolotear alrededor de los puestos, a llenar sus senalles de esa riqueza única que solo el campo mallorquín puede proporcionar.

Este exquisito bodegón cobra vida propia cada sábado por la mañana en Palma, en la emblemática plaza del Obispo Berenguer Palou (más conocida como Plaza de los Patines), donde se ubican -por riguroso orden y con milimetrado mimo- los puestos del mercado ecológico de la ciudad, que se instauró allí hace ya 5 años con el objetivo de dar salida a todos esos productos cultivados de forma completamente ecológica en los campos de Mallorca.

Además de permitir disfrutar de un delicioso espectáculo para los sentidos, este mercadillo ecológico es el lugar ideal para poder comprar alimentos saludables a buen precio, traídos directamente desde el campo y perfectos para elaborar cualquier plato que requiera del mejor sabor de las hortalizas, frutas, legumbres y embutidos típicos de la isla.

Todos los productos que se venden en este mercado tan especial y familiar son cultivos tradicionales y autóctonos, que han crecido respetando el medio ambiente, sin utilizar pesticidas ni elementos químicos. Naturales, sencillos, sabrosos y muy sanos. Una garantía que aporta el hecho de que todos los productores que están autorizados a vender en esta plaza cuentan con la acreditación del Consejo Balear de Protección Agraria Ecológica.

Reservar la mañana del sábado para darse una vuelta por sus puestos es toda una experiencia, tanto para los vecinos del centro de Palma como para los visitantes. Y poder comprar este tipo de productos de alta calidad es un privilegio que solo una isla con las características de Mallorca puede ofrecer. Además, está justo en el casco antiguo de la ciudad, al lado de la calle Olmos, Las Ramblas y la calle Sant Miquel, por la que después podemos continuar nuestra ruta de compras por algunas de las mejores tiendas y comercios de la capital.

El Mercado Ecológico de Palma abre todos los sábados (excepto festivos) de 8.00 a 14.00 horas. Lo ideal es acudir al mercado con una senalla tradicional (una cesta de mimbre flexible con largas asas que permiten llevarla al hombro o incluso cruzada como una mochila en la espalda) y disfrutar del ambiente que se crea en torno a los diferentes puestos que lo integran. Además, algunos sábados hay degustaciones especiales de productos y actuaciones para animar a los pequeños de la casa que van con sus padres a comprar.mercat-ecologic-palma