MED_sousse

Sousse es una ciudad rodeada por una inmensa playa de arena blanca, una inmensa medina restaurada, una aglomeración de industrias, uno de los puertos pesqueros más importantes de Túnez y un enorme centro universitario. Por todo ello es una de esas ciudades que quedan en la retina y que dejan sin habla en algunos momentos. Con una increíble animación todo el año y un sinfín de visitas culturales a las que apuntarse, la ciudad no deja lugar para el aburrimiento.

Uno de los lugares más fascinantes de la ciudad es su medina, catalogada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Su calle principal, con las fachadas literalmente forradas de pequeñas tiendas harán las delicias de los viajeros amantes de las compras en las que el regateo es la única forma de conversación, lleva hasta la Gran Mezquita que, construida en el siglo IX, se edificó sobre los cimientos de un antiguo fuerte y hoy en día todavía se utiliza para la horación de la tarde. Muy cerca, la fortaleza del Ribat, construída en el siglo VIII, desde la que se tiene una increíble vista de la medina, el puerto y el mar, y de la que se pueden visitar algunas salas de guardia que desembocan en un gran patio que el viajero no debería perderse.

Otros lugares para visitar son el Museo de Soussa, el segundo más relevante del país acoge unos increíbles mosaicos sacados de las catacumbas del Buen Pastor, también abiertas al público. Además, también debería hacer un hueco en su agenda para el Museo Dar Essid, una casa del siglo X, que recrea la vida de la familia que le da nombre, una familia aristocrática del siglo XIX que dirfrutaba de un bienestar que no muchos podían permitirse.

Pero más allá de la medina, la Mezquita y sus edificios emblemáticos, Sousse es una ciudad moderna, de vida muy animada debido a su vida estudiantil y a la gran actividad pesquera e industrial. Cines, cafés, restaurantes, cafeterías, y una oferta similar a la que que se encuentra en algunas ciudades europeas, sirven para darse cuenta de que la ciudad, además de una historia muy rica, sabe mirar hacia el futuro.

 

No te pierdas: Una buena comida en el Café Seles, uno de esos lugares en la Medina que han sabido adaptarse a los tiempos y a los visitantes, sin perder ni la calidad de sus productos, ni el trato de sus propietarios. Además, cuenta con unas excelentes vistas sobre la Medina.

 

IBEROSTAR Hotels & Resorts cuenta con un complejo vacacional de 4 estrellas en Sousse: el hotel IBEROSTAR Diar El Andalous, situado entre exóticos jardines y en primera línea de playa. Los amantes del golf disfrutarán de su deporte favorito en un impresionante campo situado a pocos pasos de este lujoso alojamiento.