caldereta de langosta

 

El mar. Su simple visión nos relaja y nos calma. Y su alto contenido en magnesio nos sosiega y hace que nos desestresemos. Es fuente de vida. Hoy te proponemos que hagas una escapada a la playa y disfrutes de todos sus beneficios.

 

La misma brisa del mar tiene un gran contenido de iones negativos, y respirarla hace que nuestro cuerpo refuerce sus defensas. También previene enfermedades respiratorias.

 

Bañarse en el mar fortalece los músculos, pues con el oleaje tenemos que esforzarnos por mantener el equilibrio, y es muy recomendable para personas con artritis. Además, el agua del mar es muy buena para la circulación, y su combinación con el sol nos activan algunas vitaminas, como la D.

 

Y después de un día disfrutando de todos los beneficios del mar, no hay nada mejor que una buena comida en primera línea de playa. Nuestra recomendación es que tomes productos del mar, y si te atreves, prepara esta receta de caldereta de langosta, la comida perfecta para culminar un día de playa perfecto.

 

 

Ingredientes

 

- Langostas (1/2 kg por persona)

- 1/2 litro de fumet (caldo de pescado )

- 1 cebolla mediana picada

- 4 pimientos choriceros picados (romper a pellizcos con la mano)

- 1 manojo de perejil fresco picado

- 3 tomates maduros picados (o salsa de tomate)

- 2 ramas de hinojo verde picado

- 1 manojo de cebolletas (emplead la parte verde)

- 2 tallos de puerro picados

- 2 dientes de ajo chafados

- Pan

- Aceite de oliva

- Sal y pimienta

 

Para la majada

 

- 50 gr de hígado de rape (ligeramente cocinado)

- 8 almendras tostadas

- 1 diente de ajo pelado

- 1 ramita de perejil picado

- 1 copa de brandy

 

Preparación

 

Preparar el fumet: hacer un sofrito con un poco de tomate, cebolla y ajo. Añadir medio kg de pescado de sopa (morrala), sofreír un poco el pescado y añadir ½ litro de agua. Dejar hervir 10 minutos, colar y triturar el pescado con un colador chino para extraer todo el jugo. Reservar el fumet.

 

Cortar las langostas separando la cabeza del tronco y hacer medallones grandes de las colas (la cabeza puede partirse en dos). En una cacerola ancha y honda freír ligeramente los medallones a fuego vivo, salpimentar y apartar. Seguidamente ponemos las cabezas y las freímos con los ajos. Añadimos el resto de ingredientes y el fumet y dejamos cocer unos 15 minutos más a fuego lento. Reservar las cabezas y el resto lo trituramos y tamizamos. Ponemos de nuevo la cazuela al fuego con los medallones y las cabezas y flambeamos con el brandy. Agregamos el caldo de nuevo y cocemos unos 15 minutos. Un poco antes de finalizar la cocción añadimos la majada (que hemos preparado machacando todos sus ingredientes en un bol) y le damos un hervor más. Para servir colocamos en el fondo de los platos unas rebanaditas finas de pan tostado y echamos encima la caldereta.

 

*Si queremos cocinar una caldereta de bogavante basta con sustituir el ingrediente principal y seguir los mismos pasos.