MED_Siempre brilla el sol en Hammamet

Cualquiera que sea la época del año que acudáis a conocer las playas de la costa tunecina, os encontrareis con arenas doradas, un agua de un increíble azul profundo y un sol que brilla prácticamente los 365 días del año. En el norte os sorprenderá una costa de aguas cristalinas cuyas playas están rodeadas de vegetación y montañas con impresionantes acantilados. Contrasta con la costa sur, donde el encanto radica en lo desértico de los alrededores.

Las playas de Hammamet son las más conocidas de Túnez, y se encuentran ubicadas a 60 minutos de la capital. Su arena es blanca y la temperatura de sus aguas es cálida. Estas playas son muy apreciadas por los aficionados al submarinismo por la riqueza de su fondo marino.  Sol, cenas al aire libre y discotecas conforman un estilo de vida en Hammamet, el Saint Tropez de Túnez. Situado en la fértil península de Cap Bon, este balneario frente a la bahía está rodeado de verdes colinas y limoneros. Cuando no estés disfrutando del sol en la playa, echa un vistazo a la cerámica local en los mercados o vaga por la medina (el casco antiguo), cuyos muros datan del 1500. La ciudad se anima con la fiebre de los festivales y ofrece una amplia oferta musical y de teatro.

Hammamet es una excelente base para descubrir las maravillas de los alrededores: ciudades milenarias, pueblos de postal y vestigios impresionantes.

 

La excelente ubicación de los hoteles que IBEROSTAR Hotels & Resorts posee en Hammamet, constituyen la mejor oportunidad de conocer en profundidad un país de gran cultura y belleza natural.”