BRA_InaugurClausura_mundial

La inauguración de un evento deportivo como un mundial de fútbol es algo que inevitablemente marca el sentimiento inicial del devenir de los primeros encuentros. Más tarde, la incertidumbre de los equipos que pasarán a cada una de las rondas y, sobre todo de los finalistas, pueden terminar por coparlo todo. Aún así, tanto la ceremonia de apertura como la de cierre, son dos de los momentos con más audiencia de todo el campeonato a nivel global, lo cual implica una dedicación extra a la hora de que todo sea perfecto. Y, a juzgar por los lugares elegidos como sedes tanto de una como de otra, el resultado será digno de ver: São Paulo y Rio de Janeiro.

La ceremonia de inauguración tendrá lugar en el nuevo estadio de São Paulo, el Arena, el 12 de junio de 2014, a las 17 horas, hora local. De los tres grandes equipos de la ciudad, el único que no tenía un estadio propio con el tamaño y las infraestructuras suficientes para albergar sus partidos era el que cuenta con la hinchada más numerosa: el Sport Club Corithians Paulista. La construcción de este nuevo estadio, que finalizará a principios de 2014, supondrá, además, el impulso necesario a una de las zonas más carentes de recursos de la capital, en la que viven más de cuatro millones de personas. En el Arena también tendrán lugar otros cinco encuentros, entre ellos una de las semifinales.

Por su parte, la ceremonia de clausura tendrá lugar el domingo 13 de julio, a las 16 horas, hora local, en el estadio de Maracaná, en Rio de Janeiro. Este recinto, con una fachada inventariada por el Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional, y conocido como el estadio más grande del mundo, ya que posee varios récords de asistencia a encuentros y se han llegado a congregar en sus gradas más de 200.000 personas, será remodelado de cara a la gran cita mundialista. El proyecto incluye la demolición completa del anillo inferior para la construcción de una grada con mejor visibilidad, la mejora de las rampas monumentales y la sustitución de todos los asientos. Además, también se instalará un nuevo techo, que captará el agua de la lluvia para su reutilización.

No son pocos los que definen Brasil como un país de samba y fútbol. Y, la unión de estos dos elementos en las ceremonias de inauguración y clausura del evento futbolístico más imporante del mundo, serán dignas de ver. Y allí, mucho más.

 

No te pierdas: Maracaná, en Rio de Janeiro, es uno de esos lugares que todo buen aficionado al deporte rey debe visitar cuando viaja al país carioca. Además, con motivo del mundial, se puede contemplar la actividad de los trabajadores de la Torre de Vidrio, creada para la ocasión, y llevarse un pedazo del estadio como recuerdo.

 

“Brasil esconde un sinfín de tesoros naturales y culturales preparados para ser descubiertos. Los hoteles IBEROSTAR Hotels & Resorts en Brasil ofrecen el mayor confort y los servicios más completos para que familias enteras disfruten al máximo de su estancia en Brasil.”