shutterstock_201918280

 

La merienda, esa comida ligera de media tarde, es esencial tanto para niños como para adultos porque nos da la energía suficiente para hacer actividades extras.

 

Hoy te proponemos un plan de lo más familiar, una merienda tradicional con tus niños que os permitirá cargar las pilas y tener una tarde llena de juegos y diversión, y en la que los dulces, las chucherías y los videojuegos estarán prohibidos.

 

Prepara sándwiches o bocadillos de embutido, y para beber haz este batido loco, una receta originaria de México muy fácil de hacer y sabrosa, con un gran aporte energético. Pide a tus niños que te ayuden, ¡cocinar se convertirá en parte de la diversión!

 

Ingredientes

- 3 tazas de yogur de fresa

- 1/4 de taza de mermelada de fresa

- 1/2 taza de leche condensada la lechera

- 500 gramos de galletas

- Hielo (al gusto)

 

Preparación

 

Se mezclan el yogur, la mermelada y la leche.
 Por separado se trituran las galletas y el
 hielo. 
Mezclamos todos los ingredientes y licuamos. Enfriamos en la nevera unos 30 minutos y servimos en vasos.

 

Una vez con las pilas cargadas, es la hora de utilizar esa energía. Apaga la televisión, esconde las consolas  y juega con tus hijos. Una guerra de pistolas de agua, una partida a las chapas, un escondite o una rayuela… Juegos de toda la vida que te permitirán disfrutar de tus hijos, ¡y a ellos hacerles crecer felices y sanos!