DISFRUTA DEL SABOR DE LAS COSAS SENCILLAS

patatas a la riojana

Cuando llega el frío, no hay nada mejor que un buen guiso de los de toda la vida que nos aporte mucha energía para enfrentarnos al día. Las patatas a la riojana, una receta que tiene su origen en el campo de los vendimiadores de La Rioja y de toda España, es uno de los mejores, un plato muy sencillo donde el sabor del chorizo aporta al guiso y a las patatas un sabor incomparable.

 

Ingredientes

- 1 kg de patatas

- 3 chorizos

- 1 cebolla

- 2 pimientos choriceros (o una cucharada de pulpa)

- 2 dientes de ajo

- Agua

- Aceite de oliva

- Sal

- 2 hojas de laurel

- 1 guindilla cayena

- Pimentón dulce

- Perejil (para decorar)

 

Preparación

Calentamos en una cazuela grande un chorrito de aceite de oliva y rehogamos a fuego suave la cebolla picada muy fina unos 15 minutos. Pelamos las patatas y las rompemos en trozos de unos 4-5 cm con la ayuda de un cuchillo. El primer corte debe ser liso para meter el cuchillo pero antes de cortar todo el trozo debemos romper la patata, así soltará la fécula o almidón y engordará la salsa. Cortamos el chorizo en tacos y los echamos al sofrito de cebolla junto a los dientes de ajo sin pelar. Rehogamos un par de minutos. Añadimos una cucharada de pimentón junto a la cayena y removemos. Acto seguido añadimos las patatas, las mezclamos bien con el resto de ingredientes y echamos agua hasta cubrirlas. Subimos el fuego y cuando rompa a hervir, lo bajamos y añadimos la pulpa de los pimientos choriceros, removemos juntando todo y tapamos la cazuela dejando que respire un poco. Cocemos todo durante unos 30 minutos hasta que las patatas estén hechas, moviendo la cazuela de vez en cuando para que el caldo engorde.

Si el caldo queda muy líquido, aplastamos una patata y la devolvemos al guiso. Si ha quedado muy espeso, añadimos un poco de agua. Servimos en un plato hondo y decora con un poco de perejil.

Acompaña esta sencilla receta con un vino tinto de crianza. Invita a tus amigos y familiares a comer, y disfruta de esta comida tradicional con el calor de las personas que quieres y una buena conversación. Comprobarás que el sabor de las cosas sencillas es el que más llena.