Allá por el año 1970 se inauguró con gran boato el puerto deportivo más lujoso de Marbella, y de España, con una gran fiesta a la que acudieron personalidades de la Jet-Set mundial de la época como Roman Polanski, Hugh Hefner, el Aga Khan, los Príncipes de Asturias (actuales reyes de España), Rainiero, la Princesa Grace Kelly, y otros 1700 invitados más para los que cantó en directo Julio Iglesias.

Puerto Banús se creó de la nada en la costa entre Marbella y San Pedro de Alcántara, diseñado por el arquitecto Noldi Schreck que había trabajado anteriormente para José Banús, el dueño de las mejores promociones de la Costa del Sol. Banús y Schreck idearon un precioso pueblo andaluz con un puerto deportivo lujoso que transformó Puerto Banús en uno de las grandes centros de lujo de Europa.

Desde ese día Puerto Banús no ha dejado jamás de ser el centro de vacaciones favorito de estrellas de cine, aristocracia, nuevos ricos, ricos de toda la vida, famosos y jet set en general. Un paseo por Puerto Banús es darse una vuelta por un parque temático del lujo. Los yates más impresionantes se encuentran amarrados allí, las boutiques de las firmas internacionales más lujosas están concentradas allí; Tom Ford, Versace, Todd’s, Carolina Herrera, Dolce&Gabanna, Hermes y Missoni por solo nombrar algunas.

Los mayores excesos se viven en verano hasta altas horas en las tiendas de lujo que esperan a la jet-set que atraca sus barcos junto a las tiendas para hacer compras y luego disfrutar de las fiestas más caras de la Costa del Sol.

Para los que ocupan las boutiques y conducen ferraris también abren a diario marisquerías y arrocerías nada baratas, los restaurantes, bares, cafeterías y salas de fiesta de Puerto Banús están sin duda a la altura de esta clientela. Los que viven en Puerto Banús cuentan que la familia real saudí ha llegado a cerrar el Corte Inglés ( el mayor centro comercial ) sólo para ellos. Muchos millonarios tienen sus mansiones en las urbanizaciones de Puerto Banús, donde los mayores excesos decorativos acaban por ser habituales si damos un paseo. El minimalismo desde luego brilla por su ausencia, el menos es más no es la premisa de Puerto Banús en particular ni de Marbella en general.

Te sentirás identificado o no con este circo del lujo, pero desde luego una visita a Puerto Banús y sus excesos es todo un espectáculo que habría que ver al menos una vez en la vida!

 

“El hotel IBEROSTAR Marbella Coral Beach, de 4 estrellas, es uno de los más emblemáticos hoteles de la Costa del Sol. Es conocido por su fabuloso “Beach Club” en una de las zonas más exclusivas de Marbella. Tiene un divertidísimo Miniclub para los más pequeños, una zona Spa Sensations y una recién inaugurada zona VIP. El hotel IBEROSTAR Marbella Coral Beach es la mejor elección para unas vacaciones en pareja o unas vacaciones con niños en Marbella.”