Marruecos  es para los visitantes un paraíso para todos los sentidos pues se encuentran muchos lugares y actividades para realiza, es por ello que tiene todas las características para propiciar unas verdaderas vacaciones. Y para empezar a sociabilizar en el país no hay mejor manera que a través de una taza de té.

La costumbre de la invitación a un té de menta viene de tiempos remotos. El sabor refrescante de la menta ayuda a paliar el efecto del calor de Marruecos, pero además, es una convención social. Te invitarán a un vaso de té cuando llegues a una casa, a un hotel o cuando entras a una tienda a regatear por algún objeto mas o menos importante. Antes de adquirir cualquier objeto, ten por seguro que antes te habrás bebido un vaso de té como mínimo!

Los marroquíes lo suelen tomar varias veces al día, algunos incluso llegan a hacerlo en cinco, seis o siete ocasiones al día. Tiene propiedades tranquilizadoras, reanimadoras y tonificantes, así que cualquiera que sea tu estado de ánimo encontrarás una buena excusa para tomar un té.

La historia del té en Marruecos se remonta al siglo XVIII. En esa época la Reina Elizabeth I de Inglaterra tenía una misión que realizar: introducir dentro del ámbito de la realeza marroquí la vajilla y todos los artefactos referidos al té, así los artesanos de su país podían vender esos productos. Y finalmente lo consiguió, enviando primero algunas muestras que resultaran ser muy convincentes. Sin duda la producción del buen té ha influido para que la tradición no se haya olvidado. Hoy en día el té es más que una simple bebida, es una de las bebidas principales dentro de Marruecos, sobretodo el té verde que suelen servirlo en coloridos vasos y acompañado de azúcar moreno y deliciosos bizcochitos.

Ya sabes, si viajas a Marruecos tendrás cientos de oportunidades de hacer amigos… compartiendo siempre al menos una taza de té!

 

“Los hoteles que IBEROSTAR Hotels & Resorts tiene en Marruecos son oasis de lujo y confort de 4 y 5 estrellas, donde los huéspedes encontrarán todo lo que buscan durante su estancia. Disponen de acogedoras habitaciones y servicios de gastronomía, deportes y entretenimiento para todos los gustos.”