¿Habéis padecido alguna vez un largo viaje en avión? La verdad es que muchas veces tienes la sensación de que las horas no pasan. Si no sabéis qué hacer con tanto tiempo libre por delante, os voy a dar algunos consejos basados en mi experiencia, no todos servirán a todo el mundo, pero alguno seguro que ayuda a que el trayecto se os haga más corto.

Algo de lo que yo no puedo prescindir en ningún viaje, y mucho menos si es largo, es de un buen libro (al menos uno!). Pero no cometas el error de coger el primero que encuentres, infórmate antes, pregunta a alguien con gustos literarios parecidos a los tuyos, estate atento a las novedades literarias. La lectura te evade, te transporta a otros mundos, hace que el tiempo transcurra sin que te des cuenta. Si además cuentas con un ebook te puedes llevar un montón de lectura!

Aprovecha para ver las películas que suelen poner en el avión. Es el momento de aparcar el libro y verás como la hora y media o dos que dura la película te pasa en un santiamén! También es buena idea llevar un portátil o un dispositivo tipo iPad bien cargadito de películas o de series que no has tenido tiempo de ver en tu día a día. Te aseguras un buen puñado de horas de entretenimiento. Eso sí, ¡administra bien la batería!

Si te gustan los juegos electrónicos aprovecha también para jugar esa partida que se te resiste. No te haces una idea de lo rápido que pasa el tiempo mientras estás concentrado intentando ganar una partida!

Escucha tu música favorita, ponle banda sonora a tu viaje, cierra los ojos y relájate. Con un poco de suerte hasta te duermes y esa sí que es la mejor manera de que pasen las horas volando.

Un viaje en avión puede ser un buen momento para conversar y conocer gente que esté dispuesta a hacerlo. Es bueno generar un clima de cordialidad y mantener el buen humor alrededor, incluso con el personal de a bordo. Una buena conversación y conocer gente interesante es también una posibilidad en un viaje largo.

No estés sentado todo el rato, es aconsejable caminar, hay que mover las piernas cuando el trayecto es tan largo. Caminar por el pasillo ayudará a desentumecer los músculos y también puede ser una actividad entretenida.

Si quieres conciliar el sueño a mucha gente le funciona el truco de tomarse una copita de vino tinto, pero sólo una si no queréis tener el efecto contrario!

¡Espero que estos consejos os sean de utilidad!

Foto: Calafellvalo