El Carnaval fue una de las formas más contundentes y expresivas de la festividad en el pasado. Una fiesta en la que todos los miembros de la comunidad participaban de una u otra forma; todos eran actores y espectadores en las calles y en las plazas.

Era una época de postulaciones, de disfraces grotescos, de figuras amables, de monstruos míticos, de monigotes enigmáticos, de canciones repetidas, de bailes alegres, de danzas rituales, de cortejos en un orden caótico, de carrozas adornadas, de comedias, de excesos… el tiempo del carnaval, toda una forma de entender la vida.

En España, devota cumplidora de la fiesta en honor de Baco, el Dios del Vino, son muchas las formas y muy diversos los lugares en que sus ‘feligreses’ cumplen la tradición de hacer jolgorio a todas las horas del día. Por toda la geografía española se celebra el carnaval, aunque de muy diferentes formas. Aquí os presentamos los que probablemente son los tres carnavales más populares y animados de España:

Cádiz, el genio de la letra de sus canciones:
En Cádiz los carnavales entran por el oído. Cualquiera sirve para afilar la pluma del ingenio y dar vida a los versos, que muchos repiten como rezos a lo largo del año. Sus versos hacen guasa de su día a día y del acontecer nacional. Esta ciudad andaluza acoge los carnavales más largos del mundo. Las chirigotas -la modalidad reina con 12 componentes y cuyas letras son desternillantes- los coros -de estilo más serio y que buscan la perfección musical en sus 40 miembros- y las comparsas, donde ‘sólo’ cantan 15 personas, son los protagonistas absolutos de estos carnavales.

Canarias, el fervor con mayúsculas:
Auténtica devoción por  la purpurina, las lentejuelas, las plumas, por las reinas y las reinonas… Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife compiten cada año en la espectacularidad de sus disfraces, en la parafernalia de sus fiestas, sus desfiles, sus carrozas. Es un carnaval donde turistas y vecinos comparten un escenario en el que el ‘mogollón’ que recorre las calles te lleva casi en volandas. El calor de las islas y de la sangre de los isleños hacen honor a la fiesta de don Carnal. El ritmo del merengue y la salsa toma las calles, se mete en las venas y convierte las principales avenidas en una gigantesca pista de baile.

“Si queréis disfrutar de estos carnavales, alojaros en cualquiera de los hoteles que Iberostar Hotels & Resorts posee en Andalucía y las Islas Canarias, muy cerca de vuestra fiesta popular favorita!”