El viaje del Beagle, es un libro escrito por Charles Darwin que habla de su expedición alrededor del mundo, pasando por zonas tan impresionantes como el archipiélago de Cabo Verde, relatando a la perfección cómo eran los paisajes que iba viendo a lo largo de su recorrido por este paradisíaco lugar y otros que le marcarían para siempre. Este emblemático autor, es imprescindible a la hora de explicar la teoría de la evolución de los seres vivos a través de la selección natural y la supervivencia del más apto, en donde los animales más fuertes deben luchar para seguir evolucionando su especie durante su permanencia en la tierra, algo mucho más sencillo si en el proceso disfrutas del privilegio de vivir en un lugar como Cabo Verde.

Con más de 3.200 especies animales, 240 exclusivas de esta zona del mundo, no es de extrañar que un científico como Darwin se perdiera en esta zona y utilizara sus observaciones para sacar todo tipo de conclusiones y elaborar teorías que aún hoy siguen estando vigentes.

El viaje de Darwin estaba previsto que durara dos años, sin embargo, el barco no volvió hasta pasado un lustro. Y es que la exploración de estas islas podría extenderse de forma infinita, observando paisajes verdes de rocas negras volcánicas junto al mar azul y las innumerables especies animales que los habitan. Hoy en día, Cabo Verde sigue estando plagada de paisajes de ensueño, aunque su clima es a veces cruel y castiga con sequías prolongadas, seguidas de inundaciones frecuentes.

Si vas a ir a Cabo Verde, lleva calzado cómodo, porque sin duda es uno de los lugares más recomendados para hacer senderismo, la mejor manera de apreciar la belleza de este lugar en primera persona. Si te animas, acércate al Monte del Fogo, un volcán aún activo, el punto más alto del conjunto de islas. Si prefieres sumergirte en el agua, ármate con un buen equipo de buceo para descubrir los grandes fondos coralinos y las especies multicolor que nadarán a tu alrededor, las ballenas y otros peces de gran tamaño. Si prefieres hacer deportes de agua más movidos, cualquiera de las playas te permitirán hacer cometa o vela. Y si lo tuyo es el turismo cultural, no faltan numerosos rituales folclóricos en los que se mezclan las culturas de Europa y África.
Cuando caiga la noche, acércate a Mindelo, una de las principales ciudades de Cabo Verde, en la isla de San Vicente. Sin duda, para pasar unas vacaciones distintas, dignas del mayor amante de la naturaleza, es imprescindible que vengas a Cabo Verde y disfrutes de toda la variedad de actividades que su propone. No lo olvidarás y tendrás ganas de dejarte crecer la barba y quedarte para siempre.
Alojándote en los hoteles en Cabo Verde de Iberostar Hotels & Resorts, podrás disfrutar de todos estos y más irresistible y exóticos placeres.