Banderas en Semana Santa Málaga

Desde la Edad Media, en estas festivas fechas de Semana Santa, las calles de todas las ciudades cristianas se transforman en caminos por los que desfilan los pasos religiosos con las escenas más conocidas de la religión católica. En ellas se representan la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. Procesiones caracterizadas por sus largos paseos que los fieles recorren desde la salida de sus iglesias hasta el centro de las ciudades y pueblos, mostrando orgullosos sus pasos.

En Andalucía, estas fiestas se celebran con mucha emoción, un sentimiento que va creciendo a medida que se acercan tan señaladas fechas, inspirando a fieles creyentes y también a artistas, entre los que podemos destacar al escultor Francisco Palma Burgos, responsable de muchas de las obras religiosas de ciudades como Málaga y Jaén. Su estilo barroco se basa en la estética de la belleza corporal y una expresividad sensitiva y contenida en la que se distingue el dramatismo característico de las obras religiosas clásicas, entre las que destaca su trono de Jesús de Medinaceli (1943) en Madrid. Pero nadie ha hecho más por transmitir la cultura y creencias de los malagueños que Antonio Banderas, uno de nuestros representantes más conocidos en EE.UU. que cada año procura asisitir fiel a las procesiones de su tierra natal, colaborando así a la internacionalización de sus fiestas, no solo con su presencia, también con su colaboración activa en procesiones y pasos.

Málaga es mucho más que arte sacro, de hecho su tradición artesana proviene de la cultura andalusí proveniente de la cultura árabe que invadió la península hace más de 500 años. De esta tradición provienen muchos de los ejemplos de productos realizados de forma completamente artesanal, sin introducir maquinaria industrial. Destacan artículos como las alfombras, productos de cuero, el esparto, los bordados andaluces, las castañuelas, las encuadernaciones, las guitarras españolas, los muebles de madera, o  los objetos tallados en mármol, solo por nombrar unos pocos. Una larga colección de ejemplos que no hacen sino demostrar la importancia de lo artesano en la cultura malagueña en unos tiempos en los que cada vez es más difícil viajar y encontrar productos típicos de la zona visitada.

Pero no todo es artesanía en Málaga, también la industria naval tiene cabida en estas tierras, haciendo de la construcción un arte en la que destacan los Astilleros Nereo, dedicados a construir barcos tradicionales, declarados actividad de interés etnológico por la Junta de Andalucía, en especial, la embarcación típica llamada jábega, que puede ser tripulada hasta por 15 remeros y un timonel, aunque en la actualidad sólo se utilizan barcas que llevan 7 remeros, utilizadas para regatas o simple ocio.

La cultura andaluza, tiene mucho encanto y sus agradables temperaturas siempre invitan a pasar unos días allí y conocerla más a fondo. Si te gusta el arte religioso, la artesanía tradicional y quieres conocer el sur de España, Málaga es un buen sitio para comenzar la aventura andalusí. Y la mejor opción para disfrutar de esta preciosa ciudad, es alojarse en cualquiera de los dos hoteles con los que cuenta en Málaga Iberostar Hotels & Resorts.

 

Imagen: La opinión de Málaga