Él fue un aventurero de los de antaño; Michel Vieuchange, un nombre que evoca viajes, misterio y tragedia. Un romántico. El primer europeo en visitar las ruinas de la ciudad amurallada de Smara, en el Sahara Occidental, territorio todavía hoy envuelto en la disputa.

Este joven francés, a la tierna edad de veintiséis años se embarcó en la que sería su más grande y última aventura. Sin conocimientos de árabe o bereber se adentró en esta zona inexplorada del norte de África con una obsesión: llegar a Smara.

Lo consiguió, pero el precio a pagar fue alto: dos meses después regresaba a la civilización enfermo de disentería. De su descubrimiento tan sólo queda su diario, publicado por su hermano Jean bajo el nombre de Smara, en los disidentes del Sur marroquí y del Río de Oro, también conocido como Smara: La Ciudad Prohibida.

Michel Vieuchange falleció en Agadir, una ciudad que mucho ha cambiado desde que el francés la conociese en los albores del siglo XX. Hoy Agadir es una de esas urbes que han conseguido aunar modernidad y un ambiente cosmopolita con la conservación de las más arraigadas tradiciones marroquíes. Sus múltiples atractivos la sitúan como un destino de primera línea para todo tipo de viajeros, por lo que no es de extrañar que sea conocida internacionalmente como uno de los enclaves turísticos más famosos de Marruecos.

Colgada del Océano Atlántico, el mayor valor de Agadir son sus kilométricas playas, sembradas de pinos, eucaliptos y tamarindos, en las que el surf es el deporte rey. Un auténtico balneario donde no escasea la oferta gastronómica ni de actividades para sacar todo el provecho a nuestras vacaciones.

Visitas imprescindibles son la Kasbah y la Medina de Coco Polizzi, aunque tampoco podemos perder de vista los encantadores pueblecitos de los alrededores o la reserva natural Oued Massa, situada a apenas 50 kilómetros, donde podemos observar una gran cantidad de aves invernantes, como los flamencos rosas.

Pero las posibilidades de Agadir no terminan ahí. Si el espíritu aventurero llama, nada nos impide emular a Michel Vieuchange y alquilar un coche para recorrer el sur del país; una estimulante experiencia, esta vez, al alcance de todos.

Si buscas el mejor alojamiento en Agadir la mejor opción es  el Iberostar Founty Beach, en donde podrás disfrutar de la magia de Marruecos con Iberostar Hotels & Resorts.

Foto |  Jurgen