hercules-the-muses

No importa si somos niños, los tenemos o ya peinamos canas sin haber pasado por una sala de cine de la mano de un mocoso con rodilleras o coletas, las películas Disney forman parte de la cultura de varias generaciones y más allá de sus clásicas referencias y sus canciones pegadizas, siempre hay algo de cultura entre sus fotogramas que podemos rescatar.


Gracias a estas musas de la película Hércules, sabremos reconocer una pintura como ésta en un lugar de conservación de arte y podremos saber que proviene de la antigua cultura griega del 1600 a.C. y 1480 a.C., originalmente utilizada para decorar palacios, figuras funerarias o utensilios domésticos como vajillas. Los antiguos helenos solían decorar las paredes de sus casas con frescos de poca variedad en colores, ya que no contaban con una amplia selección de pigmentos con los que conseguir texturas que les permitiesen innovar en sus obras de arte. Pese a ello, los colores que lograban componer eran muy brillantes y coloristas y las formas que utilizaban resultaban originales y se reconocen hoy en día como características de la época, algo que estudiamos en el colegio pero que la factoría Disney y sus divertidas musas nos ayudan a recordar.

La temática de la ilustración de estas piezas podía ser religiosa o cortesana y eran muy frecuentes las representaciones de los bellos paisajes de su alrededor. También eran comunes las figuras de hombres atléticos de piel roja oscura, mientras que a las mujeres se las pintaba pálidas con un traje típico de Grecia caracterizado por tener faldas de volantes y corpiños de gran escote que dejaban el pecho al aire. Un dato curioso que cabe destacar es la representación de los animales, siempre en actitud galopante, es decir, en pleno movimiento, dándole realismo a la imagen representada.

Muchas de estas pinturas están en el Palacio de Knossos,  en Creta, lugar que alberga una gran cantidad de ruinas representativas de estas antiguas ciudades y sus paisajes, que te harán revivir escenas de reyes minoicos paseando por sus palacios con sus largos trajes y togas por los que reconoceremos siempre la cultura de la antigua Grecia. A más de uno le vendrán a la mente imágenes de la película, representaciones de la mitología griega con destacados personajes como el propio Hércules, hijo de Zeus, su pegaso Hades, el señor del inframundo, sus esclavos Pena y Pánico, y la necesaria damisela en peligro, Megara.

Si vas buscando las bellas ruinas de los orígenes de Creta o quieres soñar con encontrar un personaje mitológico a la vuelta de la esquina, tienes que visitar Creta. No podemos prometerte un viaje en caballo alado, ni un Hércules atlético custodiando la puerta de tu habitación, pero seguro que las musas acuden a tu encuentro en más de una ocasión.

Para disfrutar de esta isla frontera simbólica de la antigüedad entre Oriente y Occidente, tanto con toda tu familia como solo con tu pareja, puedes escoger alguno de los hoteles con los que Iberostar Hotels & Resorts cuenta en Creta.

Imagen: Walt Disney Pictures