Brunch en Santa Cruz de Tenerife

El establecimiento confecciona una selecta oferta gastronómica amenizada con música en vivo, que se celebrará los domingos de manera alterna

El Grand Hotel Iberostar Mencey inaugura el próximo domingo 26 de febrero su brunch, una nueva y atractiva propuesta gastronómica que el emblemático hotel tinerfeño pone a disposición del público en general. Desde las 12.00 horas y hasta las 16.00 horas, aquellos que lo deseen podrán disfrutar de una selecta y variada oferta culinaria elaborada por el equipo que lidera el chef Juan Carlos Clemente, amenizada con música en vivo. Será una manera de disfrutar de un domingo diferente, relajado, en un espacio ideal, con mucho encanto. 48 euros por persona es el precio de este menú, que incluye una copa de cava al inicio de la velada, y que se podrá degustar los domingos de manera alterna. Aquellos que deseen estar informados también podrán leer la prensa con total tranquilidad y de forma gratuita.

El brunch, concepto anglosajón que fusiona desayuno y almuerzo, combina una zona de buffet con el servicio emplatado. Un espacio para la degustación de jamón al corte, embutidos, quesos regionales e internacionales y contrastes dulces y salados; también se propone una degustación de papas de color con mojo verde,  mojo rojo y mojo de almendra; mojo de quesos y mojo de cítricos; chips de papas de color con sal de mojos; papas de color con cebiche de caballa y aguacate; brocheta de papa de color con conejo al salmorejo y sus carajacas.

Igualmente, la degustación de brochetas diversas de carnes, pescados y vegetales: brochetas de cherries con orégano y ajo; brochetas de cebolletas con escamas de sal y queso curado; brocheta de pulpitos con cebolletas y ali oli; brochetas de langostinos con verduras y mojo de cítricos; brocheta de pollo adobado con pimientos asados; brocheta de cochino negro con mojo picón.

En la zona de ensaladas, los comensales podrán deleitarse con carpacho de pulpo con vinagre macho y verduritas de temporada; cebiche de caballa con aguacate y papas de color; cascada de langostinos y productos del mar; escalibada de verduras con aliño de almendras y azafrán; supremas de ave escabechada sobre láminas de calabaza asada; elección de brotes tiernos, crudos y salsas.

Igual que suculenta es la propuesta de la zona caliente, con los tradicionales huevos Benedictine con crema ligera y pan de pueblo; tortilla paisana con ali oli de perejil; queso ahumado asado con mojo de azafranillo; arroz caldoso de pescados y mariscos; espaguetis al wok con pollo verduras y soja; arvejas compuestas con papitas a cuadros; lomo de merluza a la romana sobre ragout de tomates y albahaca; chocos a la parrilla con mojo colorado; chuletitas de cordero Villaroy sobre pimientos asados; lomo de vaca angosto tratado como un roast beef. Todo esto complementado con una gran variedad de panes, mermeladas repostería variada.

Por último, la zona de postres ofrece degustación de chocolate fluido en cascada con sus complementos; tarta de manzana con crema de vainilla y canela; tarta de requesón, frutos rojos y tomillo limón; pastel de chocolate; surtido de pequeña pastelería; degustación de postres en miniatura; plátanos flambeados y carrito de helados.