Sucesos extraños, misteriosos o terribles son los que aparecen alguna vez en los telediarios, desgracias ocurridas de un día para otro… Y entre suceso y suceso, nosotros no trasladamos a Bulgaria, donde parece ser que ha habido un crimen, uno muy mediático: a veces, cuando ocurre un asesinato y las imágenes de éste resultan demasiado explícitas y desagradables, los medios deciden no publicar los hechos para no alertar a población. La policía puede investigarlo a fondo y relatar lo sucedido a los interesados, ya sean familias afectadas o testigos pero, con los medios, tendrán que ser más cuidadosos. Ésta es la tesitura de La Dalia negra, película protagonizada por Scarlett Johansson y Josh Hartnett, quienes tratan de descubrir el crímen de Betty Ann Short, una actriz conocida por actuar en la serie que da nombre a la película.

Pero, por suerte, Bulgaria no es un país conocido por sus revueltas o por ser un lugar donde todos los días haya una noticia que nos quite las ganas de viajar. Bulgaria es un país tranquilo, que se conoce principalmente por su capital, Sofía. En esta ciudad, puedes visitar la catedral “San Alexander Nevski” monumento que fue construido cuando la ciudad dejó de pertenecer al Imperio Otomano y en la que destacan unas cúpulas doradas que hacen del edificio una de las edificaciones más impresionantes de esta zona de los Balcanes; o el edificio de la Ópera, que destaca por su belleza y el esplendor de sus fachadas.

Pero cuando vayas a Bulgaria, tómate también un tiempo para recorrerte más zonas del país, especialmente la zona más oriental, donde podrás disfrutar de un baño en las orillas del Mar Negro, con su agua oscura consecuencia de las numerosas algas que pueblan su fondo marino y su baja salinidad. En estas zonas, el clima es más suave que en la fría capital y en verano se llega hasta los 40 ºC, ofreciéndonos un verano de calor al borde del oscuro mar.

Sin tiempo para la playa, los malvados personajes de La Dalia Negra seguro que buscaban lugares escondidos donde recuperar fuerzas tras cometer sus crímenes.  Alimentos como una ensalada, el lukanka (un embutido parecido al salchichón), el sirene (similar al queso feta griego) y un yogur son una buena opción después de una situación complicada, son ligeros y permiten mantener el estómago lleno. Pero no hay quién, se esconda de investigadores y policías de película (o no), no acabe celebrando su buen (o mal) hacer con alguno de los más típicos ejemplos locales, como el rakia, el mastika o una menta para brindar.

Si vienes a Bulgaria, la mejor opción para descansar y disfrutar de sus preciosas playas y su rica gastronomía, es el Iberostar Sunny Beach, el hotel con el que Iberostar Hotels & Resorts cuenta en la conocida  playa que da nombre al hotel.

Imagen de Lions Gate Films.
Web oficial de la película.