Blog oficial de Iberostar en el que podemos conocer y decidir nuestro próximo destino de viaje.
Header
  • Ángel León, que ha recibido la segunda estrella Michelin por su restaurante Aponiente, será el próximo chef invitado en Iberostarchef on Tour. Durante el mes de diciembre el chef gaditano ofrecerá tres cenas en destinos de IBEROSTAR en el Caribe. 

 

  • Iberostarchef on Tour se inauguró en el mes de noviembre con Dani García, que cuenta también con dos estrellas Michelin y que ofreció tres exclusivas cenas en México, República Dominicana y Cuba.

 

Madrid, 21 de noviembre  de 2014. IBEROSTAR Hotels & Resorts apuesta una vez más por la gastronomía de primer nivel y ofrecerá de la mano de Ángel León, chef recientemente reconocido con dos estrellas Michelin, tres nuevas cenas dentro de Iberostarchef on Tour 2014-2015.

 

IBEROSTAR se ha propuesto dar a conocer lo mejor de la gastronomía nacional en España y en sus destinos del Caribe. La compañía organiza Iberostarchef on Tour, una iniciativa que ofrece durante un año 30 cenas realizadas por 16 chefs con estrella Michelin en algunos de sus hoteles en México, República Dominicana, Cuba y España.

 

Esta iniciativa comenzó en noviembre de la mano de Dani García, chef que cuenta con 2 estrellas Michelin, que ofreció con gran éxito tres cenas en los siguientes hoteles: IBEROSTAR Grand Hotel Bávaro (Punta Cana, República Dominicana), IBEROSTAR Parque Central (La Habana, Cuba) e IBEROSTAR Grand Hotel Paraíso (Playa Paraíso, México).

Firma chaquetilla_Dani Garcia

Los más de 250 asistentes a estas citas gastronómicas pudieron disfrutar de un exclusivo menú confeccionado por el chef  que contaba, entre otras delicias, con Magdalena que se come entera, Raviolis de Rabo de toro con patata cremosa y trufa o Yogur de pasión, tocino de cielo y piña osmotizada.

 

Dentro de Iberostarchef on Tour, las citas de diciembre estarán protagonizadas por Ángel León, que ofrecerá tres veladas gastronómicas en hoteles IBEROSTAR en República Dominicana (4 de diciembre), Cuba (9 de diciembre) y México (13 de diciembre).

 

 

La iniciativa Iberostarchef on Tour contará con un total de 16 prestigiosos chefs: Dani García**, Ángel León**, Quique Dacosta***, Andoni Aduriz**, Nacho Manzano**, Manolo de la Osa*, Pepe Solla*, Fernando Pérez Arellano*, Jordi Cruz**, Pepe Rodriguez*, Paco Morales*, Fina Puigdevall**, Beatriz Sotelo*, Yolanda León*, Macarena de Castro* y Begoña Rodrigo “Top Chef España 2013”.

 

 

CHEF ON TOUR FOTOS

 

Todas las novedades así como el calendario de Iberostarchef on Tour está disponible en la página web de la iniciativa: www.iberostarchefontour.com.

 

* Nota al editor:

  • Podrá encontrar imágenes de la cena de Dani García clicando aquí.
  • Podrá encontrar imágenes de los chefs participantes en Iberostarchef on Tour clicando aquí   

 

Sobre IBEROSTAR Hotels & Resorts

 

IBEROSTAR Hotels & Resorts es la cadena hotelera vacacional fundada en Palma de Mallorca (Islas Baleares, España) por la familia Fluxà en 1986. Parte integrante del GRUPO IBEROSTAR, uno de los principales consorcios turísticos españoles y con más de 50 años de historia, IBEROSTAR Hotels & Resorts dispone en la actualidad de alrededor de 100 hoteles en todo el mundo.

Para más información: iberostar.com

BRA_salvador de bahia

Salvador Bahía es una de las ciudades más importantes de Brasil y una de las que mantiene en su día a día la herencia africana de sus ancestros. En sus calles puede olerse y sentirse la cultura africo-brasileña que la hace casi única. Mujeres bahianas, bailes de capoeira en cualquier calle o plaza, rituales de camdomblé (religión de origen totémico y familiar que se practica principalmente en Brasil, aunque también ha llegado a otros países vecinos), o las increíbles batucadas que meten el ritmo en el cuerpo y obligan a bailar sin parar, convierten la visita a esta ciudad en una experiencia que el viajero difícilmente olvidará.

La arquitectura, representada en el colorido barrio colonial y centro histórico de la ciudad, que fue declarado como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, se hace eco de la vida y las tradiciones que pueden encontrarse en las tiendas de artesanía y su increíble gastronomía. Incluso el Elevador Lacerda, que llega a transportar 900.000 pasajeros en un mes, demuestra que la ciudad vive sus construcciones como algo más que simples atracciones turísticas.

La herencia india y africana también va más allá de los simples souvenirs, con las más de 250 tiendas de  arte y artesanía local del Mercado Modelo, que conviven con exposiciones y un gran número de bares y restaurantes frecuentados, tanto por visitantes como por el lugareños. Aunque si de comer y beber se trata en un ambiente bohemio, ya sea de día o hasta bien entrada la noche, el barrio de Rio Vermelho es la mejor de las opciones. Desde los míticos acarajés hasta los mejores restaurantes, pizzerías y bares de la ciudad se dan cita en sus calles, entre las que se incluye Largo de Santana, la más popular y concurrida de las zonas nocturnas del barrio.

Aunque no sólo de arquitectura y cultura vive Salvador de Bahía. Sus playas también son centro de peregrinación de sus visitantes, para dejarse tostar por el sol o bañarse en sus tranquilas aguas. Porto da Barra, situada en el barrio de la Barra y bañada por la Bahía de todos los los Santos, es una de las más frecuentadas de la ciudad, ya que cuenta con una pequeña ensenada de aguas calmas y poco oleaje, y temperaturas muy agradables.

 

Nota gastronómica: No perderse el típico acarayé, una especie de bollo elaborado con una masa de judías carrilas y camarones, frito en aceite de palma. Son imprescindibles los de Dinha, el puesto más famoso de la ciudad, y los de Cira y Regina, todos ellos en Rio Vermelho.

 

IBEROSTAR Hotels & Resorts cuenta con 2 complejos vacacionales de 5 estrellas con régimen de Todo Incluido en Salvador de Bahía: el hotel IBEROSTAR Praia Do Forte y el hotel IBEROSTAR BahíaAmbos hoteles acercan al visitante a unas vacaciones perfectas en Brasil en un bello entorno natural. “

 

BRA_fin_de_anyo

Dos millones de personas vestidas de blanco y collares de flores esperan, bailando frente a los múltiples escenarios en los que los grupos hacen valer su directo, a que termine el último día del año, a que las doce suenen en el reloj por última vez tras los 365 días que cierran un período de sus vidas. Copacabana, en Río de Janeiro, se ha vestido para la ocasión. Carros de fruta fresca, puestos de bebida y comida, y ritmo, mucho ritmo, llenan esta interminable línea que separa el mar de la tierra, en una de las playas más impresionantes y visitadas de todo el planeta. Cada uno ha escrito un deseo en un papel, cada uno tiene una esperanza a punto para que Lemanjá, la diosa protectora y reina del mar, los lea y, si así lo considera, los haga realidad.

Llega medianoche y los cientos de kilos de pólvora de colores que esperaban en los botes situados a pocos metros de las olas, iluminan el cielo con los magníficos e inolvidables fuegos artificiales. Las caras de los asistentes lo dicen todo: sonrisas, besos, abrazos, asombro, ojos abiertos de par en par, y el deseo de que este año que entra sea mucho mejor que el anterior, pero no tanto para que los siguientes no puedan ir a más. Es un espectáculo digno de ver y, sobre todo, de sentir, en una comunión de pensamientos positivos que, al unísono, disfrutan del Fin de Año.

En ese momento, cientos de miles de pequeños botes con flores blancas, frutas, velas y deseos, buscarán su camino como ofrendas, para que sean cumplidos y para que los días venideros provoquen sonrisas y bienestar. Creyentes y no creyentes tienen, por una vez, la misma idea, la misma pasión y las mismas ganas de divertirse y disfrutar del momento.

La noche se termina despacio. Los que quedan todavía se mueven al ritmo de la música, algunos dejan su cuerpo descansar sobre la arena que, ahora sí, deja huecos para que los ojos se vayan cerrando. El sol asoma por el horizonte, un nuevo año acaba de empezar. ¿Será mejor que el anterior? Todos esperan a que así sea.

 

El detalle gastronómico: Uno de los elementos básicos de la fiesta es la cena para despedir el año. Sus ingredientes son la tapioca y los frijoles sazonados con especias, el arroz, el pollo y el mouse de maracuyá. Aunque para los más sibaritas, el Camarao na morgana, un plato hecho a base de queso y camarones, servido dentro de una calabaza, es uno de los más apreciados.

 

“Brasil esconde un sinfín de tesoros naturales y culturales preparados para ser descubiertos. Los hoteles IBEROSTAR Hotels & Resorts en Brasil ofrecen el mayor confort y los servicios más completos para que familias enteras disfruten al máximo de su estancia en Brasil.”

 

CAR_puerto_plata_bayahibe_punta_cana

Punta Cana, Puerto Playa y Bayahibe representan tres tipos de turismo y tres tipos de concepción de las opciones del viajero a la hora de seleccionar un destino en el Caribe dominicano.

El primero de todos, Punta Cana, es el destino por excelencia. Con un litoral de más de 50 kilómetros de costa es el destino perfecto para el turismo familiar, lunas de miel idílicas o los viajeros que buscan la tranquilidad de los grandes resorts con ofertas de todo incluido. Aquí, la gran parte del tiempo se pasa en el interior de las instalaciones del hotel, con excursiones a parques y a instalaciones preparadas para que el viajero sea capaz de comprender qué supone, cómo se vive y cómo se disfruta en la República Dominicana, pero siempre desde un entorno seguro y con todas las comodidades.

Eso sí, sus playas son míticas y paradisíacas, de arena blanca finísima, que bañan un cálido mar azul verdoso, que no alcanza el turquesa de las playas más al sur del Caribe. No en vano, el gobierno de Dominicana lo considera un tesoro nacional, tanto por sus increíbles fauna y flora, como por las bellezas naturales que allí se encuentran.

Puerto Plata, por su parte, se distingue de la anterior por tratarse de una oferta más heterogénea, donde abundan las opciones de todo tipo, desde las más económicas a las más lujosas. Debido a ello, las opciones del viajero son algo más variadas que en Punta Cana, ya que suele moverse más y salir más de los complejos en los que se hospeda, para mezclarse con la población rural y sentir su natural amabilidad y hospitalidad. Además, cuenta con una vida nocturna fuera de los hoteles que atrae a un gran número de jóvenes y amantes de los ritmos latinos más allá de la puesta de sol.

Por otra parte, sus playas no cuentan con ese azul casi turquesa de Punta Cana, sino un color más verdoso y oscuro, además de una arena más amarillenta, aunque sí igual de finas y bellas.

Bayahibe es la más pequeña de las poblaciones y, por ende, la menos turísticas de las tres. Es uno de los pueblos de pescadores con más encanto del país. Paseando por su puerto, el viajero puede encontrase desde pescadores preparando sus coloridas barcas, guitarristas tocando aires de bachata, hasta fuerabordas alquiladas por touroperadores en las que excursionistas de otras zonas hacen parada en sus playas turquesas. Es uno de esos lugares que ha dejado que el gran turismo crezca a su alrededor sin perder ni un ápice del encanto de hace años. Una pequeña joya.

 

No te pierdas: Sea cual sea tu destino en la República Dominicana, no te pierdas la excursión a Isla Saona, ya sea en formato de grupo turístico o en el más individualizado. Sus manglares, sus playas y su piscina natural de estrellas de mar, son una experiencia que difícilmente olvidarás.

 

Los hoteles en República Dominicana de IBEROSTAR Hotels & Resorts acercan al visitante a los rincones más bellos de la isla a través de 6 lujosos complejos situados en Bayahibe, Playa Bávaro y Puerto Plata. Su excelente ubicación permite al cliente recorrer la isla y descubrir todos sus secretos.

BRA_clima

Tener hasta seis regiones climáticas en un mismo país supone una gran cantidad de ecosistemas que hacen que su visita sea siempre una sorpresa. Desde los 3.000 millones de metros cúbicos de agua en un año del norte del Amazonas, hasta los cinco meses de estación árida al sur de la selva. Debido a su extensión, de 5 grados de latitud norte a los 34 de latitud sur, se trata de un país de contrastes, aunque no hay que olvidar que la mayor parte del país está en la zona tropical (el ecuador terrestre atraviesa la boca del Amazonas), en el que el clima varía sustancialmente de norte a sur y de este a oeste.

Así, Brasil cuenta con clima ecuatorial, tropical, semiárico, tropical de tierras altas, templado y subtropical. Sin embargo, son pocos los lugares en los que las estaciones se diferencien entre sí. Su clima va de la aridez del interior al clima tropical del Amazonas y las regiones de la costa oriental. Las variaciones de humedad y pluviometría van asociadas a la altitud de las zonas y a la cercanía del mar. Además, las estaciones son contrarias a las europeas o de Estados Unidos, excepto en la región norte del país. El verano, de diciembre a febrero, es más húmedo y caluroso que el invierno, entre abril y octubre (en el que se encuentran temperaturas entre los 13º y los 18ºC).

La zona más húmeda del país es el Amazonas, con temperaturas que pueden llegar a los 50ºC en las horas y meses de más calor, y variaciones a lo largo del día que pasan de 10º a 34ºC. Otro factor importante es la pluviosidad, que cuenta con una media de entre 2000mm y 3000mm anuales, con una humedad relativa del 90% con suma facilidad.

Pero la temporada de lluvias va relacionada con la región en la que se encuentre cada uno: de enero a abril en el norte, de abril a julio en el noroeste, y de noviembre a marzo en Río y Sao Paulo.

Las temperaturas en ciudades como Bello Horizonte y Brasilia, van desde los 15º a los 30ºC. En cambio, en Rio de Janeiro, Recife y Salvador de Bahía, van desde los 23 a los 27 grados. Pero eso no significa que sea un país íntegramente cálido, ya que al sur de Sao Paulo, por ejemplo, empieza una zona subtropical más templada, en la que los inviernos pueden recoger incluso valores bajo cero e incluso nevar.

 

Ten en cuenta que Es conveniente que el viajero haga caso de las predicciones antes de iniciar su viaje para no tener sorpresas.

 

“Brasil esconde un sinfín de tesoros naturales y culturales preparados para ser descubiertos. Los hoteles IBEROSTAR Hotels & Resorts en Brasil ofrecen el mayor confort y los servicios más completos para que familias enteras disfruten al máximo de su estancia en Brasil.”

 

NUEVA CANARIAS

Son muchos los que, en los meses de invierno, huyen del frío a destinos como el Caribe, donde la temperaturas de una primavera calurosa, convierten las vacaciones de Navidad en algo completamente distinto. Pero, si se vive en España o en Europa, el sol y las temperaturas de entre  20 y 24 grados centígrados de octubre a marzo están mucho más cerca: en las Islas Canarias. De hecho, la UNESCO considera el clima del municipio de Mogán, en Gran Canaria, como el mejor del mundo.

El archipiélago ofrece, además de buen clima, una naturaleza que despierta los sentidos de los que están acostumbrados a los paisajes peninsulares, unas playas que van desde las dunas de arena blanca hasta la arena negra de las zonas volcánicas, pasando por lugares perfectos para toda la familia y otros que parecen especialmente moldeados para la práctica del surf y el windsurf, y una cultura y unos pueblos en los que parece que el tiempo se ha detenido en las tradiciones más ancestrales. Pero no por ello se han dejado de lado las instalaciones ni los servicios a los visitantes, que se extienden casi a lo largo de todas las zonas factibles de ser visitadas.

Las celebraciones navideñas tampoco se olvidan, ya que son muchas y muy variadas las ofertas para los que se decidan a terminar el año en las Canarias. Son numerosas las posibilidades de pasar el último día del año a bordo de un velero, o experimentar lo que sienten los Reyes Magos a lomos de sus dromedarios, o participar en excursiones submarinas para descubrir uno de los fondos marinos más impresionantes de España, o formar parte de las muchas fiestas organizadas en pueblos y ciudades para celebrar el final de un ciclo.

¿El año nuevo al sol y sumergiéndose en el mar? Más cerca de lo que pueda parecer.

 

La fiesta más popular: El recibimiento del año en la Plaza del Charco, en Tenerife, es una de las celebraciones más populares y concurridas. Cómete las uvas siguiendo las campanadas y los fuegos artificiales que las marcan, y baila al ritmo de las orquestas tinerfeñas y discotecas móviles que inundan las calles colindantes.

 

Los hoteles en Canarias de IBEROSTAR Hotels & Resorts están ubicados en zonas privilegiadas de las diferentes islas; en primera línea de playa y rodeados de naturaleza. Estos complejos, de 3, 4 y 5 estrellas, cuentan con magníficas instalaciones, habitaciones amplias y confortables, en las que no falta ninguna comodidad, y ofrecen un servicio muy profesional.

ESP_mallorca_en_invierno

Hablar de inviernos fríos en Mallorca cuando se tienen unas temperaturas máximas de día de unos 15ºC y unas mínimas de 5ºC durante la noche, es algo casi de risa en algunos lugares de la geografía española o europea. Pero la humedad característica de las islas juega aquí un papel más importante del que parece. Cuando el frío se mete en el cuerpo, (casi) no hay quién lo saque. Así que los mallorquines, que son muy dados a vivir en tranquilidad y siguiendo casi siempre las mismas rutinas, lo tienen muy claro: la isla, durante los meses más fríos, tiene tantas o más posibilidades que cuando el calor (y la humedad) asfixian y uno no puede hacer más que meterse en el agua.

Además de las visitas a monumentos y edificios conocidos, como la Catetral o el Castillo de Bellver, la ciudad de Palma y los pueblos ofrecen un sinfín de posibilidades que la convierten en un lugar privilegiado en el que es fácil sentirse como en casa.

Dejarse caer por cualquiera de los pueblos de la Serra de Tramuntana es siempre un placer, pero, en invierno, lo es todavía más. Sus casas de piedra y el humo saliendo de las chimeneas, los senderos que las unen por en medio de las montañas, el aire limpio y el sonido de la naturaleza, son como un pequeño paraíso en una isla que pasa de la piedra a la arena en sólo veinte minutos. Lo que convierte pasear a orillas de las playas desiertas o llenas de corredores a según qué horas del día, en otro placer que se puede dar el viajero casi en cualquier lugar del litoral y en cualquier momento. La arena bajo los pies y el aire frío levantan el ánimo y limpian alguna cosa más que los pulmones.

Aunque no sólo a pie es como se ve la isla. Las especial geografía de la isla, con una gran llanura y unas montañas de más de mil metros, además de una pluviometría bastante baja, la hacen perfecta para recorrerla en bicicleta. La gran red de carreteras secundarias que recorren todos los pueblos y rincones de Mallorca se convierte en un paisaje magnífico para circular con calma, contemplando el espectáculo de los almendros en flor de finales de enero y principios de febrero, o la frondosidad de los bosques de la Serra, para luego descansar en cualquier pequeño local en el que estarán encantados de servir el más impresionante de los avituallamientos a base de pa amb oli y embutidos y quesos de la región.

Pero, si el viajero quiere concentrar su actividad en la capital, comprobará que el mallorquín es un gran seguidor de las costumbres. Una de ellas, por ejemplo, es la de “anar a Plaça”, ir al mercado, en el que los ojos se pierden en las carnes, las verduras y, sobre todo, los pescados recién traídos de la Lonja para disfrutarlos en cualquiera de sus guisos. Porque en la isla son muy de guisos, estofados y arroces, muy caldosos, muy calientes, pero magníficamente aderezados con todas las verduras de temporada.

Y, entre los productos de temporada de invierno, el cerdo es el rey. Desde mediados de noviembre hasta mediados de enero, cualquier familia de pueblo que se precie lleva a cabo uno de los rituales más esperados del año: las matanzas. En ellos, el cerdo pasa de ser un animal vivo a un sinfín de manjares que llenarán las mesas de todo el año y sobre el que reina la sobrassada, elemento necesario para cualquier momento del año y que adereza cualquier plato que se precie.

 

Para no perderse: El viajero que se precie no puede olvidar los pequeños detalles que hacen que se sienta uno más. Y uno de ellos es ir a comer un helado o un chocolate con ensaïmada o cuarto a Can Joan de S’Aigo, la más antigua de las heladerías de la isla, y ante la puerta de la cual se forman unas colas increíblemente largas.

 

“La gran oferta de ocio de Mallorca seduce al visitante que busca unas vacaciones activas y llenas de diversión en la isla. En Mallorca podrá practicar deportes de todo tipo, como navegación, golf, buceo, equitación o senderismo, entre otros muchos. Los resorts y hoteles en Mallorca de IBEROSTAR Hotels & Resorts ofrecen al cliente acogedoras estancias acompañadas de los mejores servicios para disfrutar de unas vacaciones inolvidables en pareja o en familia”.

CAR_gastronomia_mexicana

Es impensable y prácticamente imposible hacer una lista de la comida típica de México sin terminar escribiendo platos y platos de las recetas más variopintas y peculiares que el viajero haya tenido el placer de probar. Fusión de tradiciones de cocina mesoamericana y europea, es una de las que más ha influenciado a las diversas cocinas del mundo y también ha sido influenciada por otras, como la española, la africana, la de Oriente Media y la asiática. Es una de las mayores representaciones culturales del país, muy anterior a la conquista por parte de los españoles. No en vano, a finales del 2010, fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO. Sólo se puede pedir una cosa más: probarla.

La diversidad es la esencia de esta cocina que va mucho más allá de las tortitas, los tacos, el guacamole y los frijoles. Casi cada estado mexicano tiene su propio recetario con sus propias tradiciones y no hay pueblo en el país que no cuente con una o varias especialidades que harían que muchos gourmets se chuparan los dedos, algunos de ellos de reconocido prestigio y elaboración milenaria. Tal es el caso como la yucateca cochinita pibil, carne de cerdo adobada con un condimento prehispánico llamado achiote, juego de naranja y especias; el mole de Puebla, el más representativo de la cocina mexicana, o el negro de Oxaca, considerado uno de los mejores; o incluso el cabrito asado de Nuevo León, servido con tortillas de harina y acompañado de un buen guacamole y frijoles charros. Tampoco se puede olvidar el pozole típico de Guerrero, un alimento ritual que se convirtió en un caldo de maíz cocido, carne de cerdo o de pollo, a la que se le añade lechuga, rábanos, cebolla, orégano, limón y un toque de chile picante. La lista podría completarse con el pan de cazón campechano, las corundas de Michoacán, los menudos de Sinaloa, Sonora y Chihuahua, o los insuperables tacos al pastor que se elaboran en todo el país sin apenas diferencias entre las regiones. En cualquiera de estos platos, sin embargo, pueden encontrarse, si no los cuatro, dos o tres de los ingredientes básicos de la cocina mexicana: el maiz en todos sus posibles usos, el chile, el frijol, y el jitomate (tomate natural mexicano) también en cualquiera de sus formas de utilización.

Pero, además de la comida, la bebida es uno de los elementos que hacen de México y su gastronomía un lugar para paladares desde exquisitos hasta comedores de todo y con todo. El mezcal y el tequila, ahora extendidos en todo el mundo y en muchas y variadas versiones, se unen al tepache, una bebida antiguamente elaborada con maíz y ahora con cáscara de piña y diversos ingredientes adicionales. A ello hay que añadirle la proliferación de las cervezas mexicanas más allá de sus fronteras y una enorme tradición en la elaboración de vinos, sobre todo en Baja California, Querétaro y Coahuilla.

 

Para los más atrevidos: Si estáis ávidos de experiencias, no podéis dejar de probar algunas de las especialidades gastronómicas a base de insectos cocinados y sazonados para la ocasión. Los más populares: los chinicuiles (larvas de mariposa), los gusanos de maguey, las hormigas chacatanas, los chapulines, los jumiles y los escamoles (larvas de hormiga a las que se considera el caviar mexicano). ¡Sólo apto para valientes! ;-)

 

Los hoteles en México de IBEROSTAR Hotels & Resorts se encuentran en zonas privilegiadas para acercar a sus clientes todas las cualidades del país: se sitúan a escasos metros de las playas, rodeados de naturaleza y al alcance de la mano de los yacimientos arqueológicos más importantes.”

MED_montenegro

Montenegro es ese pequeño país que queda entre Bosnia Herzegovina, Serbia, Croacia, Kosovo y Albania, en el mar Adriático, aunque, curiosamente, se le conoce como “la perla escondida del Mediterráneo.  No llega a los 14.000 kilómetros cuadrados y no supera los 700.000 habitantes. Aún así, es uno de esos lugares que nadie espera, pero que todo viajero que lo haya pisado y recorrido recuerda. Su cambiante geografía ofrece montañas, llanuras y playas, su climatología, sol y nieve, y su riqeuza cultural e histórica  lo que lo hace magnífico para cualquier época del año.

Uno de sus mayores atractivos es su naturaleza en estado puro, bañada por caudalosos ríos, lagos critalinos y montañas majestuosas. De hecho, el increíble Parque Nacional Durmitor cuenta con el cañón más profundo de Europa y el segundo del mundo, después del Colorado en USA. Todo ello, lo convierte en un paraje magnífico para practicar el trecking, senderismo, montañismo, rafting, y esquí nórdico y alpino durante los meses de invierno, además de contar con la posibilidad de pescar y acampar. Toda una joya para el viajero en busca de actividad física.

Otra de las zonas más celebradas por los visitantes son las playas, la gran mayoría arenosas, que ocupan más de 72 kilómetros de un litoral lleno de pueblos que han sabido preservar el encanto durante muchos años. No es de estrañar que el país haya sido considerado uno de los “50 lugares que visitar antes de morir” por la revista National Geographic Traveler.

Su cultura e historia de guerras, independencias, federalismo, uniones y rupturas, y el hecho de que se trate de un país que todavía no ha sufrido una gran explotación turística, convierten sus pueblos y ciudades en lugares emblemáticos en los que el viajero encontrará mucho más que una simple postal. A ello unidas a una gastronomía llena de sorpresas para el paladar, hacen de las visitas a casi cualquier restaurante o pequeña taberna toda una gama de experiencias en el paladar que casi se habían olvidado.

 

No te pierdas: Si te encuentras en la ciudad de Budva, no puedes perderte el Juice Bar Budva, un extraño lugar en el que desayunar o los sándwiches más peculiares, o tomar un tentempié cuando el hambre aprieta y no hay tiempo para más. Rápido, efectivo e increíblemente imaginativo.

 

“El hotel en Montenegro de IBEROSTAR Hotels & Resorts acerca al turista a descubrir la Historia, la cultura y la tradición de este país. La excelente ubicación del hotel IBEROSTAR en Budva-Becici constituye la mejor oportunidad de conocer en profundidad este país lleno de encanto y contrastes.

 

MED_hungria_actividades_deportivas

Hungría no es sólo un destino en el que disfrutar de su capital, Budapest, sino que también ofrece una gran cantidad de posibilidades para los viajeros amantes del deporte que no quieren dejar de practicarlo durante sus vacaciones. Desde deportes fundamentalmente terrestres, dado el carácter interior del país, hasta deportes acuáticos, gracias a la gran cantidad de lagos y, sobre todo del río Danubio y sus afluentes.

El Lago Balaton, situado sólo a dos horas de Budapest y de 80 kilómetros de largo, ofrece grandes posibilidades a la hora de practicar deportes acuáticos. Navegar por sus tranquilas aguas,  tanto en pequeñas embarcaciones como en canoa o en kayak, o pescar, son algunas de ellas. Pero, sin duda, una de las que más llama la atención es la posibilidad de patinar sobre sus aguas heladas durante los meses de invierno.

El Danubio, por su parte, también es un punto de encuentro para los visitantes más activos, siendo la pesca deportiva el deporte que más se practica en sus aguas.

Pero en Budapest no se olvidan de uno de los deportes que mueven más turistas de Europa: el golf. A tan sólo 30 kilómetros de la ciudad, junto al río Danubio, se encuentra el Golf Club Country, uno de los clubes más reconocidos del país, con servicio de alquiler de material y cursos para todos los niveles.

Además, el amante de la naturaleza podrá practicar la escalada, el senderismo, realizar excursiones en mountain bike o montar a caballo en cualquiera de sus parques naturales. El Parque Narutal de Badacsony y sus montañas volcánicas, la zona de Jánoshegyi Kilátó, los Parques Nacionales de Duna Ipoly, Duna Brawa, el Kiskunsag o el Parque Nacional Aggtelek, son los ejemplos más destacados de un país que tiene mucho que ofrecer.

 

No te pierdas: Si visitas el Parque Natural de Badacsony no puedes dejar de hacer una visita a Borbaratok etterem, un pequeño restaurante de comida típica húngara, personal amable y una magnífica carta de vinos de la región.

 

El IBEROSTAR Grand Hotel de Budapest pone a disposición del cliente las mejores instalaciones y los servicios más cuidados para disfrutar del encanto de la capital húngara en un espacio íntimo y exclusivo.